Mendoza No Renovará Licencia A Casino De San Rafael

El gobierno de la provincia de Mendoza tiene decidido no prorrogar el contrato con el Casino Club de la ciudad de San Rafael, en el marco de su política de cierre de salas de juego en toda la región, como ocurrió en el Valle de Uco y Uspallata.

Según explicó el gerente del Instituto Provincial de Juegos y Casinos, Andrés Lombardi, en 2019 se vence el contrato de ese casino operado por Ricardo Benedicto, socio del empresario Cristóbal López.

Desde la sala de juegos habían solicitado con anticipación la prórroga de la concesión durante la gestión del gobernador Francisco Pérez. Pero el anterior gobierno no se la otorgó y ahora la administración de Alfredo Cornejo tomó la decisión de rechazar el pedido.

"Esto tiene que ver con la política de restricción del juego, menos máquinas es más saludable para la gente", explicó Lombardi. "En principio no le vamos a dar la opción a prórroga y se da por finalizado el contrato en tiempo y en forma", agregó.

En tanto el contrato con las salas de juego de San Martín y Rivadavia vence en 2021, de manera que la decisión de renovar o finalizar el acuerdo estará a cargo del próximo gobierno. Lo mismo sucede con los casinos de General Alvear y Malargue, que tienen contrato hasta el 2020.

Hasta la fecha el gobierno provincial terminó con los contratos de Tupungato, Tunuyán, La Consulta, Eugenio Bustos y Uspallata.

Tras el cierre de los anexos del Valle de Uco, el negocio del
juego quedó en manos del Casino del Hotel Fuente Mayor, operado por la firma Kristich. Entre Tunuyán y Tupungato había alrededor de 500 tragamonedas, mientras que ahora el casino privado tiene solamente 125, aunque aumentó su recaudación.

Los números muestran que en enero de 2017 el casino Fuente Mayor recaudó casi dos millones de pesos en juegos, mientras que entre el anexo de Tunuyán y Tupungato sumaban en recaudación alrededor de 8 millones de pesos.

En el mes de junio, Fuente Mayor recaudó poco más de 4 millones de pesos, es decir que duplicó sus ganancias. "Sin duda que iba a incrementar sus ganancias, lo bueno es que hubo una disminución sustancial de las máquinas", dijo Lombardi, tras recordar que desde que asumieron hay 585 tragamonedas menos en toda la provincia.

Desde el Gobierno se entusiasmaron con que a partir de los cierres la gente vuelque su dinero al comercio u otras actividades.

Por su parte el titular de la Unión Personal de Juego Casino de Mendoza (UPJCM), Martín Caín, que el Casino de Mendoza perdió mucho dinero por cerrar las salas. "Es una decisión política que perjudicó al mismo Estado", manifestó. Además señaló que hay 55 empleados que aún no han sido reubicados.


 

 

Fuente:www.elsol.com.ar

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner