Cuestionan Cambios Sobre Recaudación Por El Juego En Puerto Rico

Los empresarios de hoteles y casinos de Puerto Rico está en desacuerdo con la propuesta que la administración del gobernador Ricardo Rosselló incluyó en el plan de reorganización del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC), que propone transferir de la Compañía de Turismo al Departamento de Hacienda, las funciones de cobro y administración contenidas en la Ley de Juegos de Azar.

El presidente de la junta de directores de la Asociación de Hoteles y Turismo de Puerto Rico, Miguel Vega, dijo sentirse preocupado por este posible traspaso de funciones, y defendió la gestión que ha estado realizando la Compañía de Turismo, que actualmente hace lo que el plan de reorganización busca alterar.

"Siempre el sector privado le ha dicho al gobierno que tiene que buscar la forma de ser más eficiente en sus operaciones y cómo economizar dinero en algunas áreas, pero hay que tener cuidado cuando se hace este tipo de arreglos", expresó.

Vega comentó que la industria de los hoteles y los casinos se vería seriamente afectada si se concreta el cambio. A su juicio, es muy peligroso trastocar la independencia y eficiencia del único segmento económico que le puede dar una rápida recuperación a Puerto Rico.

"Aun con los años malos que hemos enfrentado como país, los únicos que han seguido teniendo un impacto positivo ha sido el turismo. Así que preocupa que le vayan a quitar la independencia económica porque Turismo no depende del fondo general", abundó Vega, quien mostró reparos con la idea de que Hacienda también maneje los recaudos del Room Tax.

Asimismo, indicó que existe una preocupación mayor, ya que se desconoce cuán cercano o lejos de una sindicalización está
el Departamento de Hacienda. Este consideró que si los fondos provenientes de la Ley de Juegos de Azar se mezclan en dicha agencia estatal "se podrían afectar".

"La parte perteneciente a los casinos por el dinero recaudado de las máquinas de tragamonedas se tiene que pagar en los primeros 10 días del mes, sino no se podría operar. Con ese dinero se paga nomina, empleados, luz, agua, entre otras cosas", concluyó.

Por su parte, el actual gerente general del Casino Metro, Ismael Vega, opinó que la medida es "totalmente perjudicial".

"La División de los Juegos de Azar de la Compañía de Turismo es ágil, ha tenido que atemperarse a los tiempos para entrar en la última modalidad de los casinos y su regulación. El simple hecho de que Hacienda tenga un rol de colectar dinero no es sinónimo de que tengamos que transferir juegos de azar hacia allá", dijo Vega.

Agregó que la historia de Hacienda regulando las máquinas de entretenimiento de adultos ha sido un desastre. "Eso es evidencia de que no pueden seguir asumiendo más roles. Es más, en un momento dado se le quitó la parte del Room Tax y entiendo que fue por su ineficiencia. La parte del dinero nos preocupa grandemente. Por ejemplo, el dinero que se colecta de esas máquinas tragamonedas es nuestro. Eso va a entrar a un roto negro y no tenemos la certeza de que se nos pague a tiempo", dijo.


 

 

Fuente:www.elvocero.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner