Uruguay Bloquea Otros 40 Sitios De Apuestas Online

Desde que en abril de este año la Dirección Nacional de Loterías y Quinielas de Uruguay (DNLQ) comenzó a restringir el acceso a sitios internacionales de apuestas ilegales online, fueron 63 los portales bloqueados por no tener permiso para operar en el país. En los próximos días se sumarán otros 40 a este grupo.

En Uruguay, Supermatch es el único juego deportivo online autorizado por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) mediante una licencia otorgada a La Banca en 2005.

Los números oficiales muestran que la recaudación de Supermatch se incrementó en los últimos años a medida que mejoraron los premios y se fueron sumando eventos y modalidades. El año pasado sumó U$S 59,3 millones según publicó el diario El País. No hay registros de los sitios ilegales, solo algunas estimaciones que manejan autoridades y que van entre U$S 10 millones y U$S 30 millones anuales.

En el mundo actualmente por cada millón de dólares jugado el 70% son pronósticos deportivos y el restante 30% corresponde a otros juegos de azar.

En la región son Uruguay y Colombia los únicos que tienen regulado el juego online. A diferencia de Colombia que está bloqueando sitios y otorgando licencias, Uruguay por el momento solo está haciendo lo primero.

Dos funcionarios del área de tecnología de Loterías y Quinielas son encargados del monitoreo. El mecanismo no lleva más de 20 días. Primero se publica en el diario oficial la dirección de dominio del sitio web que será bloqueado, se dicta la resolución y luego se da paso a la Unidad Reguladora de Servicios de Comunicación (Ursec) para que se lo comunique a las empresas telefónicas. Una vez operativo el bloqueo no es posible registrarse para jugar desde territorio nacional.

Hasta la fecha, nadie se presentó en los plazos legales para objetar este tipo de medida. Según el titular de la DNLQ, Luis Gama, la mayoría de los sitios weboperan desde paraísos fiscales sin pagar impuestos e incluso es "casi imposible" identificar a sus responsables.

"Si tenemos un juego que es del Estado y que está explotado por La Banca, tenemos que combatir aquellos sitios que hoy no están autorizados y que no tienen licencia para operar en el mercado local", agregó Gama.

La política de bloqueos está basada en dos artículos de la Rendición de Cuentas de 2017 que fueron reglamentados este año y que prohíben la prestación de servicios de juegos de azar y apuestas online a través de internet, plataformas tecnológicas y aplicaciones que no estén autorizados previamente.

A medida que avanza el bloqueo de sitios extranjeros los apostadores locales se van quedando con menos sitios en los que pueden jugar. Lo mismo ocurre con las plataformas dedicadas a otros juegos de azar. Por ejemplo actualente no hay permisos otorgados para casinos online en Uruguay.

Gama dijo que la adjudicación de nuevos permisos en los dos segmentos del mercado es una posibilidad a considerar en el futuro, pero que hoy no está planteado a nivel del MEF. "No es tener juegos por tener. Creo que hay una oferta suficiente. Revisaría lo que hay para mejorarlo. No agregaría más porque hay que tener mucho cuidado. Además, para tener una licencia se tiene que invertir en el país y generar puestos de trabajo", apuntó el funcionario.

Una parte de lo que recauda Supermatch se destina a la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) y a la Organización del Fútbol del Interior (OFI). La ley de Presupuesto de 2015 estableció que en cada ejercicio se vuelque el 50% del incremento de recaudación de IVA por pronósticos deportivos.

La primera transferencia que está próxima a realizarse repartirá $36,4 millones (U$S 1,15 millones) que irán en partes iguales a dos fideicomisos, según se informó desde DNLQ.

El dinero corresponde a 2016, 2017 y parte del ejercicio 2018. Los fondos tienen como objetivo financiar proyectos de infraestructura deportiva para divisiones juveniles de los clubes asociados en Montevideo y en el resto de los departamentos. En marzo de cada año AUF, OFI y los fiduciarios deberán rendir cuentas al MEF sobre los proyectos aprobados y rechazados, y el uso o destino de los fondos percibidos.

En Uruguay las apuestas a la Tómbola, la Quiniela, el Cinco de Oro y los demás juegos de La Banca crecieron 22% en el primer semestre. La vedette fue Supermatch que duplicó lo apostado respecto a 2017 con U$S 46,9 millones jugados en ese período impulsados por el mundial de Rusia. Solo en junio hubo jugadas por U$S 9,1 millones.

La nueva normativa también prohíbe la inclusión de anuncios u otras modalidades publicitarias de los juegos en medios de comunicación y otros soportes publicitarios; la actividad del patrocinio en acontecimientos deportivos; y la instalación de carteles publicitarios de actividades de juego en los lugares en que se celebren acontecimientos públicos.


 

 

Fuente:www.elobservador.com.uy

 

 


 
Banner
Banner
Banner