El Frente Renovador Consensúa Un Nuevo Proyecto Para El Turf

El proyecto de Ley que afectaba a la industria del turf bonaerense, que tenía como finalidad eliminar los subsidios al sector hípico, no logró consenso en Diputados para su aprobación luego de la media sanción de la Cámara Alta. Ahora, tras las protestas de los diversos actores involucrados en esta actividad, la gobernadora María Eugenia Vidal cedió y ordenó dejar sin efecto el ajuste de 1.000 millones de pesos al sector.

Los diputados oficialistas y los que responden a Sergio Massa convocaron a un encuentro a los distintos sectores de la actividad para avanzar en un nuevo proyecto que regule la hípica. Participó el presidente de la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires, Manuel Mosca, junto con los diputados del Frente Renovador, Rubén Eslaiman y Jorge D'onofrio, y los diputados oficialistas, Walter Carusso, Eduardo Barragán, Marcelo Daletto y Fernando Pérez.

El objetivo que se plantearon es la búsqueda de consensos para llegar a una ley que sea beneficiosa tanto para el sector, como para cuidar los recursos de la provincia.

La movida sirvió para enterrar definitivamente el proyecto que se había aprobado en el Senado. En tanto, la reunión muestra además al Frente Renovador como el vehículo para conseguir un texto que sea aprobado en las dos Cámaras, ratificando la sólida alianza de la gobernadora con el líder del Frente Renovador, según indica el medio lapoliticaonline.

Al respecto, D'Onofrio sostuvo que "realmente hemos encontrado un mecanismo para la construcción de consensos, había una ley que venía con media sanción, pero había toda una industria que es la vinculada al turf que no estaba conforme y que no iba a ser bueno para la Provincia. Lo que hemos encontrado, entre tanto, nuestro bloque y el oficialismo es el camino para empezar a charlar y hacerle las modificaciones que correspondan a la ley".

Por su parte, el secretario General del Sindicato del Turf, Eduardo Ferro remarcó dijo que valora "mucho que tanto el presidente de la Cámara como la gobernadora hayan entendido de la importancia social, económica y cultural que tiene el turf en la provincia de Buenos Aires. Creo que una gobernadora con una aceptación tan alta que tenga esa capacidad de decir bueno por ahí hay que analizar este tema de fondo, es algo que tenemos que reconocer vengamos del partido que vengamos, porque es un gesto político muy importante".

Con una situación social que empieza a pegar fuerte en el Conurbano y una importante caída en las encuestas, la gobernadora acaso entendió que tal vez es momento de empezar a cerrar frentes. Hace apenas 48 horas hubo durísimos enfrentamientos en La Plata con los trabajadores de Astilleros, que también enfrentan un ajuste durísimo.

Con mayoría propia, Cambiemos en el Senado había trabajado en el proyecto de ley que envió el Ejecutivo y que dispuso la eliminación de manera progresiva de los subsidios que recibe el Turf. Tras ello, la actividad debería solventarse con sus propios medios.

El proyecto había sido rechazado en la Cámara Alta por el Frente Renovador, el peronismo dialoguista y Unidad Ciudadana, un dato no menor si se tiene en cuenta que -en función de la conformación de bloques en Diputados- sería imposible que el oficialismo alcanzara los votos para aprobar la ley.

El acercamiento del peronismo dialoguista (el bloque que lidera Martín Insaurralde) a Unidad Ciudadana y que se cristalizó en el plenario de Ensenada que cerró Máximo Kirchner permite ver una nueva configuración de fuerzas. Por un lado estos dos sectores ahora más cerca. Por otro el
Frente Renovador con bloques peronistas minoritarios y Cambiemos en un tercer lugar.

De este modo, la bancada de Sergio Massa se convierte en un espacio clave para que Vidal pueda aprobar proyectos en la Cámara Baja.

Por ahora, no está claro qué alternativas buscarán en Diputados para que el Turf pueda sobrevivir sin el subsidio millonario que recibe desde hace años de un fondo al que aportan los Bingos.

La posibilidad de explotar los derechos de imagen de las carreras tanto en el ámbito nacional como internacional fue una posibilidad que se barajó durante el debate en el Senado. Otra es permitirles la facultad para poder suscribir acuerdos para recibir apuestas por internet y desde el exterior, e incluso, desarrollar emprendimientos inmobiliarios en espacios ociosos dentro de los hipódromos como puede ser un paseo de compras. Otra opción es la regulación de las apuestas online del Turf, algo que se sabe tiene el rechazo de la Gobernadora que no quiere saber nada con la expansión del juego en el territorio bonaerense.

Todas las opciones se tirarán sobre la mesa en los próximos días en una serie de encuentros donde el massismo será el garante de la solución.

En febrero pasado, Vidal recortó del 12 al 9% el Fondo Provincial del Juego destinado a subsidiar el turf, e inmediatamente después giró a la Legislatura un proyecto para eliminar progresivamente el subsidio, hasta eliminarlo.

La ayuda al juego se implementó a través de la ley 13.253, de 2004. Fue una respuesta del Estado ante la prohibición de que los hipódromos instalen máquinas de juego como las tragamonedas.

Vidal decidió reducir en febrero el porcentaje de subsidio que el Estado provincial aporta a la actividad hípica. Fijó un recorte de casi 300 millones de pesos en los fondos que se destinan para premios, organización y logística en los hipódromos que funcionan en el territorio bonaerense. Ese mismo día anunció que se modificaría la ley actual para ir reduciendo a cero los subsidios que recibe la industria.

Es, para la gobernadora, una cuestión de prioridades: "Ese dinero lo vamos a usar para la remodelación de hospitales o la construcción de viviendas. El gobierno debe dar el ejemplo y poner los recursos donde la gente los necesita", explicó Vidal el día del anuncio.

El año pasado, el Instituto de Lotería Provincial derivó casi 1.000 millones de pesos por ese concepto. En 2018 la proyección era de 1.300, pero con el recorte quedará casi igual que el año pasado.

La actividad hípica, con más de 120 años de tradición en la provincia -desarrollada en los hipódromos de La Plata, San Isidro, Dolores, Azul y Tandil- tuvo su quiebre con la irrupción de las máquinas tragamonedas hace 15 años.

Hoy en la provincia existen 20.000 tragamonedas en los bingos y 3800 en los casinos. Para atenuar el impacto de esas máquinas en el turf, se dispuso, décadas atrás, que el 19% de lo recaudado en estas máquinas fuera al Fondo Provincial del Juego. Entre 9 y 15 puntos de ese porcentaje estaban destinados a subsidios y subvenciones a hipódromos.


 

 

Fuente:www.lapoliticaonline.com y www.parlamentario.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner