Puerto Rico Le Pidió A Trump No Prohibir Las Peleas De Gallos

Una resolución para declarar inaplicable en la jurisdicción de Puerto Rico la recientemente aprobada prohibición de peleas de gallos, fue presentada por el titular de la Comisión Cameral de Recreación y Deportes de la isla, José Pérez, al presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

"Luego de la aprobación en el Senado y la Cámara federal del informe del comité de conferencia del Congreso que prohíbe las peleas de gallos en la isla, se hace pertinente que la Asamblea Legislativa de Puerto Rico se exprese a nombre de nuestros representados", indicó Pérez en un comunicado.

La resolución tiene como coautores a los representantes, Joel Franqui Atiles, Michael Abid Quiñones, Urayoan Hernández y Félix Lassalle.

"Con la desaparición de esta práctica que es regulada por ley y que provee ingresos sustanciales a las arcas del fisco, también se afectan los empleos y el ingreso económico de muchas familias, por lo que buscamos que Puerto Rico sea eximido de esa determinación", afirmó.

El legislador sostuvo que en lo que respecta a este giro de negocios, las galleras aportan anualmente unos 18 millones de dólares, y generan unos 27.000 empleos directos e indirectos.

De acuerdo a reportes del Departamento de Hacienda, dentro de los juegos de azar, el sector gallístico registró ingresos durante los años fiscales 2005 al 2012 mayores a los 100.000 dólares por año fiscal.

El deporte de los gallos es regulado en Puerto Rico por la Ley 98 del 2007, que decreta la celebración de peleas con estos animales como derecho cultural de los puertorriqueños, de acuerdo con el Artículo 22 de la Declaración Universal de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

Además, esa ley faculta al Departamento de Recreación y Deportes de todos los poderes y facultades necesarios para promover, dirigir, reglamentar y controlar todas y cada una de las actividades relacionadas con el deporte gallístico, así como se regulan ciertos aspectos del deporte.

"Cabe destacar que la tradición gallística de nuestra isla no se encuentra exenta de reglamentaciones, al contrario, tanto la Ley 98 como su correspondiente reglamento, regulan dicho deporte y velan por la integridad de su práctica. Es en nuestra isla, donde el deporte de pico y espuelas, no solo constituye un mero deporte, sino que posee relevancia cultural y económica porque genera empleos para nuestra gente", destacó el legislador.

Además indicó que contrario a otros artículos aprobados previamente por el Gobierno de Estados Unidos, donde se decretó excluir en el ejercicio de aprobación a Puerto Rico de la aplicación de ciertos estatutos, en esta ocasión, se prohibieron las peleas de gallos en todos los territorios.

"Ante esta situación, esta Asamblea Legislativa, en representación del Pueblo de Puerto Rico, solicita al presidente Donald Trump, al Congreso, a las autoridades y funcionarios del Tribunal Federal que nuestra isla quede excluida de la aplicación de la prohibición en la práctica de las peleas de gallo", expuso.

La resolución tiene como destinatarios al Secretario de Justicia federal, al presidente de Estados Unidos, y a todos los miembros del Congreso.


 

 

Fuente:www.hoylosangeles.com

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner