Propuesta Para Incrementar Ventas De Juegos Lotéricos

El ente regulador de juegos de la provincia de Entre Ríos, Iafas, lanzó en modo de evaluación un plan destinado a incrementar la venta de los productos de juego que se comercializan a traves de su red de agencias. Los topes mínimos de venta establecidos han generado algún reclamo por parte de los licenciatarios de la explotación de agencias del Instituto Provincial. El organismo de juego calificó de “minoritario” a este sector y destacó el trabajo de capacitación y promoción que realiza para apuntalar a las agencias con menor cantidad de operaciones • El gerente comercial de la entidad, Julio Ledesma, adelantó que este sistema es una experiencia en evaluación.

Agencieros de varios departamentos de la provincia, elevaron su reclamo al Iafas por la aplicación de pisos de venta de ciertos juegos, los que si no son alcanzados igual se descuentan de la comisión que les corresponde. Ledesma confirmó a esta Agencia que existen "quejas por algunas ventas mínimas" que el organismo de juego exige y aseguró que ese tipo de reclamos lo canalizan "a través de la asociación" de agencias.

Los mínimos apuntan a dos ejes: un piso de comercialización a través de la máquina que el organismo le entrega a los agencieros, quienes además tienen que comercializar un 1% de las ventas de tómbola en apuestas a la Poceada Federal, y un mínimo de cinco cartones preimpresos semanales durante tres semanas (la cuarta está liberada). En estos dos últimos casos, si no se venden, igual se le descuenta al agenciero.

Como justificación de la medida, el gerente comercial del Instituto indicó: "Hay niveles (de venta) en los cuales es antieconómico ponerle al agenciero una máquina en la agencia y que no llegue a esas ventas mínimas, porque nosotros tenemos que pagarle a la proveedora la máquina".

"Los montos que se exigen a través de la venta por máquina están muy lejos del promedio provincial", alegó. Como dato, esgrimió que, en promedio, las agencias operan unos 60 mil pesos por mes y que el piso de venta que se pide está en el orden de los mil pesos por día, es decir, 25 mil al mes.

Sin embargo, aclaró que no es lo mismo que se le pide a un local céntrico de Paraná que a uno ubicado en El Pingo. "Se tiene en cuenta lo que dice el reglamento: capacidad económica y densidad poblacional entre otros factores", apuntó

Además, resaltó: "No se ha sacado ninguna agencia por esto. Vamos a hacer una capacitación para aquellos agencieros que no llegan al mínimo, tratando de develar cuál es la cuestión de cada uno".

En igual situación está la Poceada Federal, juego para el cual se estableció un nivel mínimo del 1% de lo que cada agencia vende en tómbola. Es decir, si comercializa $ 1.000 en tómbola, debe colocar al menos cinco jugadas de $ 2 cada una de la Poceada; de lo contrario, se le retienen igual los $ 10.

"En todas partes donde está, se ubica en el 3 ó 4 por ciento. Estamos haciendo estudios de mercado para ver qué es lo que pasa", dijo Ledesma, porque en la provincia, el juego no
llega al 1% de lo que se apuesta en la tómbola. Como es un sistema por pozo, el premio varía según el nivel de apuestas: cuantas más se juegue, más elevada será la recompensa.

Es en este juego donde se han presentado los mayores reclamos de los agencieros. El Iafas necesita que el agenciero la "ofrezca y trate de imponerlo. Estamos con un período de obligatoriedad y, tal vez, luego se imponga solo porque el pozo es atractivo", razonó el funcionario.

"Tampoco esto - por el sistema de pisos de venta - es terminante. Estamos haciendo pruebas para ver cómo podemos llegar a un punto de equilibrio. El agenciero bien podría armar un combo, ponerlo como jugada sorpresa; en algunos casos, tuvo solución con el marketing, promoción e ingenio", indicó.

También recordó que al agenciero no se le cobra el alquiler de la máquina con la que realiza las transacciones. "Estas medidas las hemos implementado este año, porque si no los juegos no cubren las expectativas de costo, y no estamos para perder. No significa que esto (por el sistema de mínimos) tenga continuidad en el tiempo o que pueda quedar ahí. Son experiencias que se están haciendo", reflexionó.

A las agencias también se les pide que coloquen, al menos, cinco cartones preimpresos por semana. Existe una distribución, según la semana del mes: en la primera, se trata del "Telekino"; en la segunda del "Monobingo" y en la tercera del "Jugá con Maradona".

Si el agenciero no los vende, se los cobran igual, reteniéndoles el importe de la comisión que les corresponde.

Cada tarjeta del Telekino tiene un valor de $ 5; la del Monobingo cuesta $ 3, mientras que la de Jugá con Maradona se comercializa a $ 2.

Ledesma narró que el Iafas tiene en marcha un proceso de capacitación para aquellos no alcanzan los mínimos, que se implementa en 10 localidades de la provincia, a fin de cubrir toda la geografía provincial. "Tenemos muy buen nivel de agencieros, que en su mayoría son excelentes. Hay un mínimo que son 'despachantes', que se quedan y no hacen promoción, a la vieja usanza o, también, no tienen un perfil comercial", dijo.

Se hacen reuniones de capacitación para una población de 50 agencieros, y van 25 ó 30. Y muchas veces no asisten los que más la necesitan

Además, recordó que el otorgamiento de las licencias para funcionar como agencia son "por necesidades sociales".


 

 

Fuente:www.apfdigital.com.ar

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner