Puerto Rico: Advierten Sobre Riesgos De "Canibalización Fiscal"

La Junta de Control Fiscal de Puerto Rico advirtió que la legalización de las tragamonedas fuera de los casinos, podría reducir la recaudación impositiva procedente de los casinos, apuestas hípicas y otros juegos de azar, que indirectamente financian iniciativas y programas gubernamentales.

En un carta elevada a la directora ejecutiva de la Compañía de Turismo, Carla Campos, la Junta reitera los riesgos de canibalización fiscal; insiste en el cumplimiento de recibir aprobación previa de Junta antes de establecer reglamentos; destaca las disposiciones reglamentarias financieras de las tragamonedas fuera de los casinos; y ofrece consideraciones adicionales.

El Plan Fiscal certificado por la Junta estima que los juegos de azar generará cerca de U$S 2.000 millones en recaudos en los próximos cinco años.

Los recaudos fiscales sólo de las tragamonedas dentro de los casinos se distribuyen entre la Compañía de Turismo, la Universidad de Puerto Rico y el Fondo General. Estos recaudos se estiman en U$S 137 millones en el actual año fiscal 2019 y U$S 663 millones en los próximos cinco años.

"La situación se torna más patente aún si, eventualmente, se aprueban 45.000 máquinas adicionales, lo que resultaría en la segunda jurisdicción (después de Montana) con el mayor número de máquinas per cápita", señala la Junta.

Se estima que estas tragamonedas fuera de los casinos generará U$S 48 millones en recaudos fiscales año el 2019 y U$S 263 millones en los próximos cinco años.

La Junta destaca que, a pesar de que las máquinas ya operan ilegalmente, sin reglamentos ni controles
apropiados, la experiencia en otras jurisdicciones apunta a que la legalización de los terminales de vídeolotería puede afectar negativamente los ingresos de otros juegos existentes.

La Junta espera que la Compañía de Turismo tome en cuenta estas consideraciones a la hora de elaborar los reglamentos requeridos y espera revisar la versión final de los mismos antes de su aprobación.

El 27 de diciembre, la Junta de Control Fiscal dijo estar de acuerdo con las secciones de la Certificación de Cumplimiento con respecto a la mayor parte de la reforma contributiva aprobada por el Gobierno, pero pedía un análisis del impacto fiscal de la videolotería antes de emitir una certificación.

El 19 de diciembre, el Gobierno había enviado una Certificación de Cumplimiento sobre la Nueva Ley de Contribuciones (Ley 257 de 2018), pero no proveyó el estimado formal del impacto fiscal requerido para los Artículos 132 al 163, que se refieren a los terminales de videolotería ("VLTs", por sus siglas en inglés) que operan fuera de los casinos.

La Junta sin embargo estuvo de acuerdo en que los artículos 1 al 131 y 164-165 de la Ley 257 de 2018 no son significativamente inconsistentes con el Plan Fiscal del Gobierno.


 

 

Fuente:sincomillas.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner