Casinos Mendocinos Deberán Aplicar Sistema De Reconocimiento Facial

El Instituto Provincial de Juegos y Casinos de Mendoza (IPJyC), dispuso que todas las salas de juego de la región contarán con un sistema de Reconocimiento Facial conectado a un registro único.

Uno de los argumentos de la presidenta del IPJyC, Josefina Canale, para avanzar con esta determinación es poder garantizar que se cumpla el compromiso de ayudar a los "autoexcluidos", es decir aquellos jugadores compulsivos que piden que les restrinja el ingreso a un centro de juego. Este sistema no generó el resultado esperado en los últimos estos años porque ese mismo jugador puede ir a otra sala e ingresar libremente.

"La experiencia demuestra que el sistema previsto para protección de los clientes autoexcluidos no ha sido eficaz a lo largo de la historia de este IPJyC", admiten y apuntan que actualemente el sistema de notificación a las áreas pertinentes, "no es eficiente respecto al fin último de la exclusión, esto es, impedir el ingreso del autoexcluido del casino".

"La autoexclusión realizada en una sala de juegos es independiente de la realizada en otra sala, no es comunicable, luego el pretendido sistema de protección deviene ineficaz autoexcluido en una sala, el solicitante con sólo caminar unas cuadras, teniendo en cuenta la distribución y concentración de salas de juegos de la jurisdicción, estará nuevamente enfrentando a un casino con la posibilidad de ingresar sin más", agrega la resolución 81 firmada por Canale.

Ahora se creará un Registro Unico de Autoexcluidos pero además se complementará con un "sistema unificado de control online en tiempo real".

"La única forma de hacer eficaz la pretendida protección a quien se manifiesta en relación problemática con el juego, es que incluya la totalidad de las salas de casino, y único desde que se hace necesario que un mismo sistema congregue la totalidad de la información, maneje los mismos criterios, y sea el que operen todos los sujetos alcanzados", argumentan desde el IPJyC.

Ese sistema contempla el uso de un Sistema de Reconocimiento Facial que ya tuvo una prueba piloto en el mes de noviembre de 2018 y aseguran que "se logro un excelente resultado en el proceso de detección de rostros con las correspondientes alertas".

El objetivo del sistema no es solamente ayudar a los jugadores autoexcluidos, también servirá para prevenir el lavado de dinero, perseguir el delito y aplicar el derecho de admisión en las salas.

Entre las causales de exclusión contempladas en la normativa, aparecen haber sido condenado judicialmente por delitos contra la propiedad hasta los 90 días después de cumplir la condena; haber sido sancionado por violaciones a leyes y reglamentos que rigen el juego en la provincia de Mendoza; contar con antecedentes comerciales, fiancieros, contravencionales o penales; y figurar en el listado de autoexcluidos.

La normativa indica que todas las salas de juego deberán incorporar cámaras de reconocimiento facial, interconectadas con la base de datos del IPJyC.


 

 

Fuente:www.mdzol.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner