Desmantelan Banda De Estafadores De Casinos En Colombia

Las autoridades colombiana explicaron que los tres hombres utilizaban herramientas electrónicas para distorsionar los giros en las tragamonedas. Entre los objetos incautados se encontraron: un auto, tres móviles, un dispositivo electrónico y una suma de más de 700 euros en distintas denominaciones.

El dispositivo que usaban los estafadores de casino "estaba envuelta en cinta negra (...) con un botón color rojo para cometer el ilícito".

Los detenidos recibieron cargos por hurto de medios informáticos y similares, pero todavía están a la espera de sentencia, pues aún no se define si pueden quedar en libertad o si serán encarcelados por el desarrollo de esta estafa.

Pese a que este acontecimiento recibió atención en Colombia por tratarse de un elemento informático y sofisticado, no es la primera vez que sucede en el mundo y ha sucedido incluso en España.

En Diciembre de 2018, un grupo de cuatro hombres originarios de Georgia fueron también detenidos por la policía de Barcelona, tras ser descubiertos estafando a casinos por montos superiores a los 30 mil euros. Tal como una gran película de Hollywood, los estafadores captaban la atención del crupier, mientras otro de ellos cogía la pelota de la ruleta con sus manos y la posicionaba en el número exacto en el que habían apostado en grande.

También en Barcelona, un grupo de estafadores de casino, de nacionalidad China, fueron descubiertos en Noviembre de 2018. La Policía Nacional los capturó por modificar las máquinas tragaperras de diferentes bingos en Cataluña a través de la modificación de billetes de cinco euros que la máquina identificaba como de 50 euros.

Estados Unidos, al ser el país de las apuestas de casinos,
no podía estar exento de ser 'atracado' por los estafadores. En este caso de una manera un poco más sofisticada que los casos reportados en Barcelona. Young Su Gy y Wookyung Kim, de origen surcoreano, solían utilizar un dispositivo denominado "Hold-Out", que les permitía ocultar hasta 7 cartas debajo de la manga de su traje. Estos estafadores lograron obtener casi un millón de dólares en el Foxwoods Casino Resort en Connecticut con esta estrategia.

En la ciudad de Cannes, un jugador profesional de póker, de origen italiano, Stefano Ampollini, logró estafar hasta 60 mil libras en una sóla noche en el Casino Barriere Les Princes. Stefano, también conocido como 'Parmesan', contó con la ayuda de otro ciudadano italiano apodado 'The Israeli', que trabajaba en el casino y que marcaba las cartas de la baraja con tinta invisible. Stefano, quien contaba con unas lentillas especiales, podía leer la letra invisible de todas las cartas que había en la mesa de juego. Los estafadores, pese a usar este método realmente sofisticado y costoso, fueron descubiertos por la seguridad del casino, encargados de analizar si las ganancias de los jugadores son auténticas.

En Australia, en cambio, un grupo de estafadores conocido como las 'ballenas' hackearon la red de cámaras de vigilancia del Casino Crown para ver todas las cartas de los jugadores en la mesa de juego. Con esta ventaja, uno de los estafadores consiguió ganar cerca de 33 millones de dólares. Los estafadores fueron descubiertos por el sistema de seguridad, al percibir que el mismo estaba hackeado.


 

 

Fuente:www.larazon.es

 

 


 
Banner
Banner
Banner