Trabajadores De Casinos Anunciaron Medidas De Fuerza

La Asociación Gremial Empleados de Administración, Maestranza y Servicios de los Casinos (AMS) y la Asociación Empleados de Casinos (AEC) se declararon hoy en estado de alerta y movilización y no descartaron un paro de actividades “en todos los casinos de la Provincia de Buenos Aires” debido a que el bono de 3.000 pesos que anunció el gobierno bonaerense no incluye a los trabajadores contratados.

En forma conjunta y con el apoyo de la CGT Regional Mar del Plata y la CTA de los Trabajadores, los gremios anunciaron esta mañana en conferencia de prensa que si el gobierno de la Provincia de Buenos Aires no incluye a los trabajadores contratados en el bono para los empleados estatales, profundizarán las acciones de protesta y no descartan decretar un paro total de actividades.

"Rechazamos esta política de aumentos de la gobernadora Vidal y estas designaciones que a todas luces son ilegales", expresaron Roberto Páez y Daniel Méndez, representantes de ambas organizaciones gremiales de casineros.

"Si se profundizan estas acciones no descartamos una medida de fuerza que signifique paralizar todos los casinos de la provincia de bueno aires", advirtieron.

El rechazo esgrimido por los casineros apunta al bono de 3.000 pesos que el gobierno de la provincia de Buenos Aires anunció ayer para los empleados estatales cuyos ingresos sean inferiores a 38.300 pesos mensuales.

El bono no remunerativo ni bonificable "será de 3.000 pesos para el personal activo y de 2.100 pesos para el personal pasivo de la administración pública provincial", comunicó el
gobierno de María Eugenia Vidal.

El bono se otorgará en dos cuotas iguales de 1.500 para los empleados y de 1.050 para los jubilados, que se percibirán en el caso de los estatales en actividad el día 20 de septiembre y el 18 de octubre de 2019.

"Fue sorpresiva esta decisión de la gobernadora, teniendo en cuenta la situación socioeconómica, donde además existe un claro incumplimiento de los acuerdos paritarios por parte de la gobernadora y ahora vemos una discriminación manifiesta para nuestros compañeros contratados", indicaron desde la Asociación Gremial Empleados de Administración, Maestranza y Servicios de los Casinos y la Asociación Empleados de Casinos.

"Entregar un bono de 3.000 pesos en dos cuotas es una maniobra claramente electoralista a la que hemos calificado como el bono de la risa", señalaron y cuestionaron la "falta de argumentos" para "discriminar" a los trabajadores contratados.

Así, advirtieron que "de no revertirse esta situación hay consenso para decretar un paro en todos los casinos de la Provincia".

 

 


 

 

Fuente:www.lacapitalmdp.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner