Los Casinos En Panamá Despidieron Al 56% Del Personal

Para Antonio Alfaro, presidente de la Asociación de Administradores de Juegos de Azar de Panamá (Asaja), los despidos que se registraron en los casinos en los últimos años, fueron a causa de las leyes y abusos que se dieron en contra de esa industria.

Desde el 2010 a la fecha, solo los casinos miembros de la Asociación de Administradores de Juegos de Azar (Asaja) tuvieron que despedir al 56% de los colaboradores regulares de su planilla formal, y otra cantidad muy parecida de la de emprendedores.

Antes de la implementación del polémico impuesto al juego en el 2015, la industria era una de las mayores impulsoras del empleo generando más de 7.000 plazas de trabajo directas e indirectas en todo el país.

Sin embargo, en la actualidad los desempleados en los casinos, tragamonedas y emprendimientos asociados a la industria totalizan 3.800.

Cabe recordar que son 96,1 millones de dólares los que llegan al estado en concepto de recaudaciones por los juegos.

Yelitza Amador, secretaria ejecutiva de la Asociación Panameña de Operadores de Juegos de Azar (Apojuegos), estima que entre 3.500 y 4.000 plazas de trabajo se han cesado; esto sin considerar los empleos indirectos y todo el entorno económico que se mueve a su alrededor.

El reciente anuncio de la Junta de Control de Juegos, que busca eliminar el impuesto del 5,5% en las mesas de juego, da nuevas esperanzas al sector que mantiene sus números en rojo.

Alfaro recordó que en su momento conversó con el exministro
de Economía y Finanzas, Dulcidio De La Guardia, Eric Ríos, exsecretario Ejecutivo de la Junta de Control de Juegos (JCJ) y el propio expresidente de la República, Juan Carlos Varela, para mostrarles el daño que le hacía este impuesto a la industria.

Un estudio realizado por voceros de la industria mostraba excatamente lo que ocurrió después del impuesto, en donde no solamente la industria perdió, sino que se esfumaron miles de empleos y capacidad de operación.

Sólo el año pasado, la industria de los juegos de azar proyectó pérdida por el orden de 52,2 millones de dólares

"Hay menos jugadores internacionales y turistas y se ha hecho un daño enorme a la industria y el Gobierno Nacional ha dejado de cobrar tasas de impuestos porque las empresas están al borde de la quiebra. Cobrarle a una persona después que ha perdido en el casino para recuperar o aunque no haya jugado, no es justo", dijo Alfaro.

En los primeros ocho meses del 2019 se recaudaron en concepto de juegos de azar 50,8 millones de dólares, lo que representa un descenso de 33,2% en comparación con los 76,1 millones de dólares recibido en igual periodo del 2018.

Desde el 2014, cuando aportó 96,1 millones de dólares al Estado, las contribuciones de la industria al país fueon en descenso. En 2015 el aporte de esta actividad fue de 82,2 millones de dólares, en 2016 descendió a U$S 79 millones, mientras que en el 2017 se situó en 86,7 millones de dólares.


 

 

Fuente:www.panamaamerica.com.pa

 

 


 
Banner
Banner
Banner