El IPJyC De Mendoza Dispuso La Baja De Subagencias De Lotería

El Instituto Provincial de Juegos y Casinos de Mendoza (IPJyC) detectó que en agencias y subagencias oficiales existían terminales que estaban inactivos, que tenían recaudaciones de $1.000 o se reactivaban repentinamente con grandes montos. La sospecha es que en ellas podría haber recaído el juego clandestino. Ahora se buscará otorgarlas en zonas en las que no existen bocas de juego legal, con la intención de ponerle freno al juego clandestino.

En la provincia existen actualmente 306 agencias y 611 subagencias habilitadas. Es decir, que son 917 bocas de expendio de juegos lotéricos que el Estado provincial toma con una forma de recaudación. De ahí que debe controlar como se mueven las recaudaciones de cada unaa.

"Con ese relevamiento detectamos que habían subagencias que tenían la máquina apagada, otras cuya recaudación mensual era de $1.000 con lo que no podrían pagar ni siquiera la electricidad del local, y otras en las que repentinamente se reactivaba la recaudación con altas sumas", precisó la titular del ente regulador, Josefina Canale.

Las presunciones de esa llamativa variación en la recaudación de esas subagencias, es que en ellas pudiera volcarse el juego clandestino, pero además al estar inactivas el Estado perdía allí una boca de expendio que podría reactivar en otro lugar.

"Antes se abrían agencias de acuerdo a la oferta y con esa lógica quedaban zonas descubiertas. Ahora, lo más inteligente que puede hacer el Estado para hacerle competencia al juego clandestino es abrir en zonas
estratégicas de manera de darle mayor cobertura a la apuesta legal", analizó Canale.

De las apuestas que hacen los mendocinos en una subagencia el 4,9% se lo queda la empresa Ivisa, que presta el servicio de captación de apuestas, el 11% se lo debe pagar la subagencia a la agencia madre y ella se queda con un 7%. De lo que resta, el 70% el Instituto lo dispone para pagar premios y, el resto es recaudación.

Esos porcentajes explican que la recaudación de una agencia sea 10 veces superior al de una subagencia.

El relevamiento que hizo el IPJyC también demostró que la Quiniela de Mendoza es el juego preferido de los mendocinos y que hubo un aumento en la recaudación sostenido por el ingreso de este tipo de juego.

"En tiempos anteriores esta recaudación estaba estancada, pero los datos que tenemos revelan que las apuestas de Quiniela han crecido por encima del crecimiento de la inflación. No es que haya crecido la cantidad de jugadores, hay confianza en la apuesta oficial porque se cumple con el pago", puntualizó Josefina Canale, para quien ese aumento en la apuesta no está atada con la crisis económica.


 

 

Fuente:www.diariouno.com.ar

 

 


 
Banner
Banner
Banner