Sigue Sin Definición La Continuidad De Tres Casinos En Río Negro

La gobernadora de la provincia de Río Negro, Arabela Carreras, dijo que está a la espera de las negociaciones entre privados para determinar una resolución definitiva para explotar los casinos de Bariloche, El Bolsón y Jacobacci.

Hace algunas semanas, el entonces gobernador Alberto Weretilneck anunció que se rescindiría el contrato a la empresa Entretenimientos Patagonia. La firma no construyó la terminal de omnibus de Bariloche, y ese incumplimiento en el contrato sería la razón de la ruptura del mismo, aunque luego no hubo ninguna información oficial al respecto.

En el mes de enero de 2017 el gobierno rionegrino había extendido a Entretenimientos Patagonia SA el contrato de explotación de juegos de azar hasta 2032, es decir por 15 años más, pero a cambio el operador debía hacerse cargo de la construcción de la nueva terminal de Bariloche.

La empresa hasta el momento no inició con la construcción, que tenía un plazo de obra de 18 meses corridos desde enero de 2017.

Weretilneck informó a la prensa oportunamente que se barajan dos posibilidades, ambas encaminadas a que la concesión pase a la firma Crown, propietaria de la concesión en las ciudades de Cipolletti, Roca, Viedma, Choele Choel,
El Cóndor y Las Grutas.

Sin embargo, según indicó la nueva gobernadora el tema está "sin avances, porque no ha habido éxito en ninguna negociación de compra de ese casino, seguimos viendo cual es el escenario posible para seguir con la empresa".

Además, la situación es indefinida en cuánto a que no saben aún quien continuará con la explotación de las salas de juego, ni en qué formato contractual. "Hay que ver en el caso de que hubiera un interesado, cual es el esquema de negocios, eso no se puede anticipar. Hay múltiples posibilidades. Hay dos cuestiones que nos interesan: mantener el servicio y mantener las fuentes de trabajo, este es el gran objetivo que tenemos. Estamos siendo muy cuidadosos", aseguró Carreras.

Garantizó que para cualquier nueva compañía que se haga cargo del servicio, la construcción de la terminal es un condicionante. "La crisis se genera a partir del incumplimiento de la empresa de no construirla", concluyó.


 

 

Fuente:www.elcordillerano.com.ar

 

 


 
Banner
Banner
Banner