EnJoy Presentó Su Plan De Reorganización

La empresa chilena operadora de casinos Grupo Enjoy, ligada al fondo Advent y la familia Martínez, presentó el plan de reorganización financiera que asegura la viabilidad futura de la compañía, y que pone foco en la reapertura.

La compañía señaló que este plan cuenta con el respaldo de sus principales accionistas y acreedores, por lo que lo presentó como un programa de consenso, que además de nuevas condiciones para el pago de la deuda, propone la obtención de nuevo financiamiento con el que cubrir las obligaciones acumuladas en 2020, además de una parte de 2021, año en que esperan estar operando nuevamente.

"Tenemos absoluta confianza que este plan deja a la compañía con una estructura financiera sólida para su desarrollo futuro, permitiendo maximizar las oportunidades de recuperación y generación de valor", señaló en reunión con inversionistas el gerente general de la compañía, Rodrigo Larraín.

De acuerdo con lo que presentó la empresa a inversionistas el lunes, el foco es la continuidad operacional efectiva de Enjoy, apuntando a la rentabilidad de los activos actuales y la generación de flujos. Además, según la empresa, se trata de un programa conservador, que tiene altas posibilidades de cumplirse.

A esto se suma que Enjoy quedará con una estructura
financiera mucho más liviana y con holguras para escenarios más desafiantes, abriendo opciones de nuevos fondos por venta y arriendo de inmuebles (en Antofagsta, Rinconada, Coquimbo y Pucón).

En materia de financiamiento, la propuesta contempla nuevos bonos dirigidos a los tenedores de bonos garantizados por US$210 millones, a siete años y con intereses trimestrales crecientes en el tiempo. La compañía se obliga a realizar prepagos si vende activos garantizados. De este grupo, se priorizará, en caso de prepagos o liquidación, a quienes participen del proceso de financiamiento.

En el caso de los acreedores valistas, se establecen nuevas líneas de bonos convertibles, en que las condiciones también están asociadas a la participación de estos en el crédito puente.

"Ha sido un proceso complejo, en el que apreciamos el entendimiento, disposición y voluntad de las distintas partes que permitan alcanzar un acuerdo adecuado y equilibrado para todos", concluyó Larraín en el mismo encuentro. La palabra ahora la tiene el tribunal.


 

 

Fuente:www.latercera.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner