5000 Dólares Para Que Un Funcionario “Gestione” La Habilitación De Casino En Paraguay

El ahora ex inspector general de la Comuna de Luque, Javier Mosqueira, fue denunciado por un supuesto cobro de coima para aprobar la habilitación de un casino. El funcionario habría cobrado unos 5.000 dólares.

La sociedad anónima "Casiveros-Royal Club", bajo patrocinio del abogado Daniel Ortiz, denunció por "lesión de confianza, estafa y apropiación" al jefe de la Dirección de Inspectoría General de la Comuna local, licenciado Javier Mosqueira.

Según el oficio presentado en la fiscalía barrial de Luque, el viernes 16 de diciembre último, Mosqueira "ofreció sus servicios para gestionar la obtención de habilitación, patente y el permiso para la explotación de juegos de azar". Los propietarios aceptaron y le pagaron  5.000 dólares americanos (más de 21 millones de guaraníes)  para agilizar la apertura de la casa de entretenimiento en un área prohibida.

La empresa abrió el casino en zona expresamente prohibida por las ordenanzas municipales N° 26/97 y 31/97, por encontrarse cerca de instituciones educativas y religiosas. El propio jefe de Inspectoría General autorizó el cobro de impuesto a la sociedad anónima "Casiveros-Royal Club", violando abiertamente las disposiciones municipales.

De acuerdo con la denuncia, los propietarios del casino le pagaron a Mosqueira 2.500 dólares el 27 de octubre y otra suma igual el 3 de noviembre. Según el documento, el pago fue para que el funcionario "gestione" la obtención del 
permiso en la comuna.

El 8 de noviembre, el propietario Óscar Riveros Martínez  abonó por la patente comercial 143.355 guaraníes para habilitar una "Casa de alimentos, restaurante y cafetería", sobre la calle Capitán Bado y Carlos Antonio López del microcentro luqueño. Además, tributó 5.390.000 guaraníes por 77 máquinas tragamonedas.

Todos los documentos contenían el sello y la firma de Mosqueira. Así como también el cobro hecho por la Caja 2 de la comuna.

El letrado presentó la denuncia luego de que Mosqueira realizara un aparatoso procedimiento para clausurar el establecimiento de juegos de azar, el pasado 15 de diciembre. El operativo se realizó por presión de la Junta Municipal y algunos directivos de las instituciones educativas que solicitaron el cierre del establecimiento.

Según  la denuncia judicial, los propietarios de la sociedad anónima fueron estafados en su buena fe y la clausura del local representó una multimillonaria pérdida.

Ante las graves acusaciones contra Mosqueira, el intendente, César Meza Bría (PLRA), mediante la resolución N° 2749/2011 decidió destituirlo. En su reemplazo  nombró de manera interina a Antonio Edelio Torres.

Mosqueira, mantiene su celular apagado.


 

 

Fuente:www.abc.com.py

 

 


 
Banner
Banner
Banner