Aval A Codere Para La Compra Del 67.3% De Caliente

Por Alberto Aguilar

La empresa española Codere se apresta a comprar el 67.3% de Caliente. Las implicancias y  consecuencias de esa operación en el mercado mejicano.

A ÚLTIMAS FECHAS, al menos un par de empresarios del negocio de las apuestas se han mencionado como aspirantes para rescatar Aviacsa o Mexicana.

Para la primera, Alejandro y Eduardo Morales Mega cedieron los derechos de Aviacsa a Ramón y Rodrigo Dávila en el concurso mercantil en el que está esa aerolínea.

Luego se supo de la intención de Javier Rodríguez Borgio, dueño de los casinos Big Bola, para formar un grupo que se quedara con Mexicana.

En ambos casos la percepción de vincular juego con aviación generó una reacción en contra, incluso en SCT de Juan Molinar.

Y es lógico hay un estigma contra la actividad de apuestas, negocio que ha crecido en muchos casos de manera irregular vía empresas amparadas y en estados como Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, Sonora y Sinaloa con serios problemas por el narcotráfico.

Además fuera del monopolio estatal con la Lotería que dirige Benjamín González Roaro y Pronósticos a cargo de Adolfo Blanco, las apuestas estuvieron prohibidas hasta 2005.

Jorge Hank Rhon con Caliente operaba en BC antes de esa fecha y tampoco tiene la mejor imagen.

Aún así esa firma con 8 de 25 permisos otorgados por Segob de Francisco Blake ha crecido, de ahí que Codere, una de las líderes globales en ese negocio, está por cerrar la compra del 67.3 por ciento. Sólo falta el aval de la CFC de Eduardo Pérez Motta.

La hispana ya es también dueña del 49% de Administradora Mexicana de Hipódromos en alianza con CIE de Alejandro Soberón.

Caliente es parte de la Asociación de Permisionarios de Juegos y Sorteos (APJSAC) que preside Alfonso Pérez Lizaur que justo busca empujar una industria más transparente y fiscalizada para aprovechar en mejor posición las
oportunidades del mercado mexicano.

En septiembre hasta solicitó la cancelación de los permisos a Juan José y Arturo Rojas a propósito del concurso solicitado por el fondo inglés Blue Crest por adeudos por 80 millones de dólares.

La APJSAC manifestó a Segob que una firma en ese estatus viola el reglamento de la ley del rubro.

Con el refuerzo de la tecnología los juegos y sorteos han ganado en volumen y velocidad. En línea pueden realizarse sorteos cada dos segundos hasta con un millón de jugadores.

De ahí la relevancia de una buena regulación para una actividad en la que hoy operan 300 books de apuestas deportivas y 254 salas de sorteos (bingos o yaks).

Hay además 3 hipódromos, dos galgódromos y un frontón. En 2009 ese negocio tuvo ingresos por 890 millones de dólares y 35 mil empleados.

Otro actor relevante es Televisa de Emilio Azcárraga con 20 permisos en funcionamiento de los 65 que se le aprobaron con Vicente Fox, aunque no ha crecido lo esperado.

En APJSAC que se formó en 2007 están 70% de los permisionarios y buena parte de los principales proveedores de esa industria.

Se cree que el potencial del negocio es enorme, ya que incluso en el norte, en plazas como Monterrey o Tijuana con 50 y 30 salas respectivamente, hay una unidad por cada 100 o 70 mil habitantes.

En Estados Unidos con apuestas en todos los estados con excepción de Utah, ese negocio representa ingresos por 200 mil millones de dólares. Incluso Argentina factura unos mil millones de dólares.

De ahí el avance de la firma Codere, la que cotiza en la Bolsa de Madrid, y los esfuerzos de las empresas formales para detener la ilegalidad y con ello también apuntalar su percepción.


 

 

Fuente: Zocalo.com

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner