Grupo Panameño Se Consolida Como Operador De Casinos En Chile

El grupo Latin Gaming se convirtió en el tercer operador de casinos en Chile, luego de que a fines de marzo concluyera la compra a Casinos Austria del casino de Los Ángeles. La operación insumió 31 millones de dólares, 13 de los cuales fueron por la sala de juegos y el resto por el proyecto integral financiado por socios locales.

La firma facturó en 2012 63 millones de dólares, incluyendo Calama, San Antonio, Los Ángeles y Osorno, sin considerar Arica, que por ser una plaza municipal no se incluye en las cifras entregadas por la Superintendencia de Casinos de Juego (SCJ). Así, queda lejos del gigante Monticello, que con una sola ubicación facturó 164 millones de dólares. En tanto, Enjoy -considerando Rinconada, Antofagasta y Chiloé- facturó 137,9 millones de dólares. Dreams obtuvo 99,4 millones de dólares entre Temuco, Valdivia, Coyhaique y Punta Arenas, mirando sólo los ingresos brutos del juego.

En el proceso, Chile se convirtió en una fuente importante de los ingresos para la compañía, dijo el director de Latin Gaming, Manuel La Rosa. "Nuestra idea (para Chile) es ser un actor importante, pero este proceso viene acompañado de un buen trabajo en la operación de las plazas y de la estructuración financiera de los proyectos". Y "por el número de casinos, para la fecha y momento actual, estamos bastantes satisfechos con el incremento que hemos tenido en los últimos años", agregó.

El camino de Latin Gaming en Chile comenzó en el 2000 con la adjudicación de la concesión del Casino de Arica. Cuando se creó la nueva industria de casinos, la firma apostó por Calama, Osorno y Copiapó, quedándose con los dos primeros, comprometiendo una inversión de unos 100
millones de dólares.

La estrategia de Latin Gaming, cuenta La Rosa, es la de evaluar operaciones de casino cuya administración actual ofrece amplias oportunidades de crecimiento y su ubicación cumple con sus indicadores demográficos.

A mediados de 2011 compraron el casino de San Antonio a los argentinos de Ivisa. Los panameños decidieron ir por esta plaza, pues "veíamos fortalezas y debilidades y podíamos incrementar mucho el win (ingresos brutos)", dijo el ejecutivo. Después vino el proceso de mejorar la operación. Según datos de la SCJ, a agosto de 2011 ese casino sumó ingresos por 6,49 millones de dólares. Al mismo mes de 2012, éstos habían subido 18%, mientras que en igual periodo, la industria creció un 12%.

Según La Rosa, hasta ahora la compañía habría invertido unos 160 millones de dólares en todos los casinos que tiene en el país.

Marcelo D'Amato, gerente general del grupo en Chile, agregó que "seguiremos evaluando la compra de casinos adicionales y también participaremos en los concursos públicos por las licencias de las actuales concesiones municipales".

 


 

 

Fuente:www.df.cl

 

 


 
Banner
Banner
Banner