La Industria De Videojuegos Criticó A Trump Por Sus Acusaciones

La Entertainment Software Association (ESA) criticó las acusaciones del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, quien dijo que los videojuegos violentos están entre los elementos que fomentan tiroteos mortíferos como los que provocaron el pasado fin de semana 31 muertos y unos 40 heridos en El Paso, Texas, y Dayton, Ohio.

"Más de 165 millones de estadounidenses disfrutan de los videojuegos y miles de millones de personas juegan a los videojuegos en todo el mundo", dijo un portavoz de la ESA. "Sin embargo, otras sociedades, donde los videojuegos se consumen con avidez, no lidian con los trágicos niveles de violencia que se dan en los Estados Unidos".

ESA añadió que "los videojuegos contribuyen a la sociedad, desde nuevas terapias médicas y avances, hasta herramientas educativas, innovación empresarial y más".

"Tenemos que parar la glorificación de la violencia en nuestra sociedad", afirmó Trump. El presidente incluyó entre los elementos que conllevarían este efecto "esos videojuegos horripilantes, espeluznantes, que son comunes hoy en día".

En su opinión, para "los jóvenes con dificultades es demasiado fácil rodearse de una cultura que celebra la violencia". Y pidió que se ponga remedio "inmediatamente" para limitar esta supuesta causa de actos violentos.

Uno de los elementos que podrían hacer pensar en este nexo es que el presunto autor de la masacre de El Paso citó en un documento, investigado ahora por la policía, el popular videojuego Call of Duty, donde los jugadores tienen que disparar virtualmente, según apuntó Dan Patrick, teniente del gobernador de Texas.

Sin embargo, varias investigaciones científicas realizadas en años recientes niegan que se pueda atribuir a los videojuego la causa de tiroteos masivos u otras acciones de similar alcance.

Según reportó la cadena NBC; tanto un estudio de la Universidad de Oxford (Reino Unido) de este año, como el de la Universidad de York de 2018 (ubicada en el mismo país),
así como al menos otros dos de 2016 y 2015 no pudieron asociar de ninguna manera los videojuegos con un aumento siginificativo de la tendencia a ser violentos de los usuarios. Estos últimos dos incluso apuntan a que el efecto de los videojuegos violentos podría ser el contrario, es decir, reducir los crímenes (aunque matizan que el estudio de esta posibilidad se debe estudiar más).

"No hay absolutamente ninguna evidencia causal de que los videojuegos violentos lleven a la agresividad en el mundo real", aseguró Andrew Przybylski, investigador de la Universidad de Oxford. El investigador estudió los efectos psicológicos de los videojuegos durante más de una década y es coautor del estudio de 2019

Benjamin Burroughs de la Universidad de Nevada está de acuerdo con él, y según declaró a The Associated Press. "No hay estudios longitudinales que muestren un enlace entre la violencia y los videojuegos. Desde luego, no existe un vínculo con la violencia armada".

El profesor matiza que algunos estudios muestran un aumento a corto plazo de pensamientos y sentimientos agresivos después de jugar a los videojuegos, pero nada que alcance el nivel de la violencia. "Muchos jugadores se enojan cuando pierden o sienten que el juego fue 'trampa', pero esto no lleva a la violencia".

El profesor de psicología en la Universidad de Stetson Chris Ferguson, otro de los investigadores que se sumaron al largo listado de expertos que no encontraron vinculaciones entre los videojuegos y los comportamientos violentos, dijo que le extraña que Trump apoye una narrativa rechazada por la comisión que él mismo creó. Esta actitud, opinó, "solo nos distraerá de causas reales de violencia".


 

 

Fuente:www.telemundo.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner