Bingo Chivilcoy Redujo Su Plantilla

Una notable reducción de personal se viene observando en el Bingo Chivilcoy, que en los últimos tiempos redujo su plantilla. El establecimiento que opera desde hace 17 años en esa localidad bonaerense, observó renuncias, despidos y traslados de su personal.

Uno de los primeros en dejar la empresa fue el gerente general Javier Diguardi, en marzo de este año. Además de éste, varios gerentes que ocupaban puestos muy importantes, dejaron la empresa, varios de ellos cobrando la indemnización correspondiente, otros recibieron como oferta de continuidad laboral traslados al Casino de Mar del Plata -ahora en manos de otra empresa del empresario Daniel Mautone- y otros directamente fueron expulsados de la firma.

Lucas Burgos, delegado del gremio ALEARA local y zonal, reiteró al periódico La Razón que "la realidad es que se fue sacando gente, pero con arreglos personales en especial aquellos que ocupaban puestos gerenciales no afiliados a nuestro sindicato, otros del gremio gastronómico y nuestro, solamente uno fue despedido con intervención de nuestro sindicato. Nuestro gremio, al igual que muchas entidades del país, no está exento de la situación económica global, por tal motivo hemos sufrido a lo largo del país, de 3.000 pérdidas de puestos de trabajo, debido a los fuertes incrementos impositivos de los gobiernos de Vidal en Provincia y Macri en Nación".

El Bingo Chivilcoy tiene en la actualidad 185 empleados, un
número superior a la cantidad que había en el momento de la apertura en el 2001 que estaba en los 120. Hoy la casa de juego muestra una reducción de servicios de atención a los clientes, como pudo ofrecer en los años anteriores. El tope de personal, antes de que se cumpliera la década de su apertura, fue de alrededor de 350 empleados, cifra que se fue reduciendo en forma paulatina, a estos 185 actuales. La mayoría del personal del área de gastronomía, seguridad, máquinas, administración, sala de bingo, entre otros sectores, dejaron sus trabajos por arreglos personales de despidos, alrededor de 10 fueron gerentes, subgerentes y jerárquicos y el resto en gastronomía.

Mientras esta reducción de personal se produce, desde ALEARA se movilizaron en "asamblea permanente" con el fin de garantizar las fuentes laborales, por la incertidumbre que se produce ante situaciones de este tipo. Inclusive se espera, en estos días, la llegada a Chivilcoy del secretario gremial nacional de ALEARA, Ariel Fassione, con la intención de respaldar la situación de los 150 afiliados, de los cuales solamente uno -de seguridad- fue despedido. Al mismo tiempo, luego de las paritarias, se acordó un incremento de sueldo de 10%, que la firma operadora Atlántica de Juegos cumple sin inconvenientes.


 

 

Fuente:www.larazondechivilcoy.com.ar

 

 


 
Banner
Banner
Banner