Madrid Cuestiona El Límite Horario Para Casas De Juego

Desde el Ejecutivo de la Comunidad de Madrid se muestran particularmente críticos con la propuesta del Ministerio de Consumo y Bienestar Social, Alberto Garzón, para que los salones y casas de apuestas no puedan levantar el cierre hasta las 22.00 horas, cuya aplicación, en todo caso, es de competencia autonómica.

"Establecer un horario como el que se ha anunciado me parece desproporcionado e irracional", opinó el consejero madrileño de Justicia, Interior y Víctimas, Enrique López, en conversación con el periódico El Mundo.

"No se ha analizado ni siquiera el impacto económico que puede suponer abrir este tipo de establecimientos a partir de las 10 de la noche ni cómo va a contribuir eso a proteger a la salud pública", precisó.

El pacto suscrito entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias recoge entre sus medidas la de impulsar "criterios homogéneos con las comunidades autónomas" en el marco de la Conferencia Sectorial -el organismo multilateral en el que están representados todos los gobiernos regionales además del central- para evitar que los salones de juego puedan abrir antes de las 22.00 horas y que limiten su proximidad a centros escolares.

Desde el pasado mes de mayo esta distancia mínima está ya restringida en Madrid a 100 metros para las nuevas licencias y el Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso está estudiando incluso la posibilidad de reducirla.

"En la Comunidad vamos a seguir con los principios que nos hemos marcado: el respeto a una actividad económica legal en toda Europa, que genera riqueza y puestos de trabajo y tener en cuenta que esta actividad genera un riesgo para la salud pública", argumentó López. "En ese sentido, nuestra prioridad es proteger a los menores y a los colectivos vulnerables", añade.

A finales de 2019 el Ejecutivo regional decidió suspender temporalmente la concesión de licencias para la apertura de nuevos salones mientras elabora un nuevo decreto de "planificación sostenible" de un negocio que creció un 125% en la región desde 2014, según los datos oficiales.

Con las 41 nuevas aperturas que todavía estaban pendientes cuando se tramitó esta moratoria -que previsiblemente no se levantará hasta mediados de año- la cifra total de establecimientos de estas características en la región asciende a 719, de media uno por cada 10.000 habitantes.

"Lo que no queremos en la Comunidad de Madrid es que nadie venga a echar más leña al juego. Y me parece, leyendo las propuestas [de PSOE y Podemos], que hay mucha gente interesada en echar leña al juego", señaló el consejero de Justicia.

Según López, "no se puede establecer un horario de apertura como una medida en sí misma que contribuya a proteger a la salud pública, porque no está estudiado. Es precipitado y a mí me parece absolutamente irresponsable".

"Veo muy acertado que haya una Conferencia Sectorial donde las comunidades autónomas nos reunamos y pongamos en común lo que estamos haciendo, las diferentes experiencias y las diferentes regulaciones. Luego, también hay que tener muy claro que hay diferentes comunidades autónomas con diferentes pautas y comportamientos en la sociedad en materia de juego: no es lo mismo la regulación en Castilla y León que en Valencia", consideró el consejero responsable de esas competencias en Madrid.

Asimismo, López hizo "un llamada a la responsabilidad" frente al "gran alarmismo" que, a su juicio, existe sobre este asunto. "No estamos ante un problema de salud pública, estamos ante un riesgo para la salud pública y tenemos que trabajar para que ese riesgo esté conjurado y se prevenga, pero, insisto, no estamos ante un problema de salud pública", subrayó.

En lo que la Comunidad de Madrid sí está de acuerdo con el Gobierno central es respecto a su pretensión de "aprobar una regulación de la publicidad de los juegos de azar y apuestas en líneas de ámbito estatal y similar a la de los productos del tabaco", tal y como recoge el acuerdo de Sánchez e Iglesias. En esa misma línea, el Ejecutivo autonómico también está planteándose aplicar en el marco de sus competencias la prohibición de que personajes famosos anuncien esta clase de locales, un veto que quedaría plasmado en la futura reforma de la Ley del Juego regional.

En paralelo, también se está estudiando la posibilidad de reforzar los controles para impedir que los menores entren en este tipo de establecimientos incrementando el importe máximo de las sanciones a aquellos que lo permitan de los 9.000 euros actuales hasta 600.000. Tras la entrada en vigor de la obligatoriedad de que los locales cuenten con mostradores a la entrada, en el equipo de Ayuso consideran que este tipo de "medidas disuasorias" son más efectivas que la del establecimiento de un horario nocturno de apertura que promoverá el departamento de Alberto Garzón.

"Que el ministro de Consumo sea comunista a mí como ciudadano me preocupa, pero como responsable político evidentemente tiene plena legitimación para desarrollar su cargo", señaló el consejero madrileño de Justicia. "Lo único que le pediría sería un cierto grado de responsabilidad y seriedad en sus propuestas y que huya del alarmismo y del posicionamiento ideológico. La sociedad requiere políticos que miren por el interés general y no por las posiciones ideológicas y espero que esas posiciones se abandonen y es muy fácil abandonarlas, lo digo por experiencia, si tenemos como objetivo básico el interés general", concluyó.


 

 

Fuente:www.elmundo.es

 

 


 
Banner
Banner
Banner