ALEA Advierte Sobre Aumento Del Juego Ilegal En Medio Del Aislamiento

Los socios integrantes de la Asociación de Loterías Estatales de Argentina (ALEA), advirtieron sobre la existencia de juego ilegal en numerosas jurisdicciones, desde que en el país se decretó el cese general de actividades por el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio, cuando los institutos de loterías de las 23 provincias y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires detuvieron sus operaciones.

"Los inescrupulosos de siempre utilizan el confinamiento para incrementar su negocio espurio que no sólo no tributa al Estado donde se realiza esa apuesta, sino que tampoco protege a la persona que efectúa la jugada, ni garantiza el cobro del premio", señalaron desde la asociación.

"Por el contrario -agrega-, la actividad lúdica oficial, regulada por los estados provinciales y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, efectúa el control y prevención del lavado de activos, implementa Programas de Juego Responsable y genera recursos legítimos que son destinados al bienestar de cada una de las comunidades donde se concreta esa apuesta. Asimismo, provee de fuentes de trabajo directas e indirectas a miles argentinos. Las más de 23.000 Agencias Oficiales constituyen la red de venta que amplía la actividad económica hacia universo aún mayor".

"La muestra más clara del contraste entre la actividad lúdica legal y la ilegal, la brindan este período de cerca de cincuenta días de suspensión general de actividades en los que no hubo recaudación de juego oficial y, por ende, las loterías y organismos reguladores no poseen fondos para transferir a los respectivos estados".

"Desde fines de abril y durante la primera semana de mayo, cinco de las veinticuatro jurisdicciones reabrieron sus agencias de juego, aplicando los protocolos de bioseguridad aprobados por las respectivas autoridades, en
tanto que las salas de juego continúan cerradas. Mientras, los sitios internacionales continúan captando apuestas de juego de argentinos que son promocionadas a través de medios de comunicación y portales nacionales y extranjeros, en una suerte de legitimación pública cuando, en realidad, constituyen una alarmante oferta de juego ilegal que, subrayamos, ha sido tipificada como delito penal".

El pasado 29 de abril, Corrientes y Jujuy reabrieron sus agencias, con sorteos propios de quiniela y aplicando estrictas medidas sanitarias. El 3 de mayo se sumó Misiones y un día después, Santiago del Estero. Por su parte, Entre Ríos, aplicó una modalidad de delivery, sin sorteos. Y el 5, comenzó Chubut, con sorteos propios. Mientras, Neuquén y Río Negro se preparan para restablecer la actividad en forma conjunta, Chaco y Catamarca lo harán desde el lunes próximo.

"Reanudar la captación de apuestas y efectuar los sorteos oficiales, extremando medidas de cuidado de la salud, evita la proliferación de inescrupulosos que aprovechan la suspensión para lucrar con el juego ilegal, exponiendo a la comunidad a innumerables efectos no deseados. Los recursos que genera la actividad lúdica oficial contribuyen a fortalecer las políticas y programas de los gobiernos, en la pandemia por el COVID-19, de cada una de las 24 jurisdicciones de nuestro país", conclute ALEA.


 

 


 
Banner
Banner
Banner