Sindicato Y Empresas De Juegos De Azar Preparan Protocolo Sanitario

El Sindicato de Juegos de Azar (ALEARA) y las empresas del sector comenzaron a trabajar en un protocolo sanitario para ser presentado en los próximos días ante las autoridades, tanto en la ciudad de Buenos Aires, como en las Provincias y Municipios.

Ariel Fassione, secretario gremial de ALEARA, explicó que el objetivo es ¨comenzar a diseñar y adaptar las salas, en sus diferentes modalidades, pero también los cuidados hacia los compañeros y compañeras con el objetivo de empezar a visualizar un regreso de la actividad¨.

¨Estamos estudiando procedimientos que se han diseñado en Las Vegas, Europa e incluso países vecinos, que vamos a adaptar en lo posible a nuestros lugares de trabajo, analizando cada caso dado que hay bingos y casinos con diferentes proporciones y disponibilidades¨, precisó Fassione.

Para el dirigente, ¨tenemos a favor que el público que concurre a los lugares ya está acostumbrado a controles y monitoreos que están por encima de la media de otros sitios de entretenimiento, por lo que esperamos que se adapten rápidamente¨ al nuevo modelo.

Fassione explicó que la propuesta central se elaborará con la intención de ¨proteger y cuidar a trabajadores y clientes¨, de una actividad que suma más de 250 mil puestos de trabajo en la República Argentina y paga impuestos por miles de millones de pesos.

Como puntos salientes sobre el protocolo, se destacan los siguientes:

- Disminución del aforo de clientes, de acuerdo a las disposiciones de las autoridades de cada distrito.

- Control de temperatura en los ingresos del público y personal

- Túnel sanitario en los lugares donde se encuentren disponibles.

- Servicio de traslado de personal, en los lugares en que sea posible.

- Ingreso y turnos escalonados para que no haya superposición en vestuarios o en su defecto que el personal llegue con la ropa de trabajo.

- Distanciamiento de un metro en las filas de clientes de acceso a los locales.

- Desinfección periódica de las zonas de juegos de mesa, máquinas tragamonedas, quioscos electrónicos y sillas.

- Habilitación y cierre de las salas por sectores, a los efectos de permitir la limpieza y desinfección.

- Obligación de utilización de tapabocas y guantes para el personal y asistentes.

- Optimización de ventilación y aireación en las salas.

- Separación física o de distancia entre puestos de juego.

- Reducción de colores en las mesas para disminuir la cantidad de apostadores.

- Obligación del lavado o higienización de manos antes de sentarse a la mesa de juego o tomar puesto laboral.

- Colocación de cartelería que recuerde medidas de higiene y distancia.

- Utilización de naipes plastificados para poder ser desinfectados.

- Las fichas se desinfectarán cada dos horas, con procedimientos de saneamiento adicionales durante todo el día.

- Colocación de estaciones o mesas de desinfección de manos en áreas de juego.

- Demarcación de líneas de espera en cajas y máquinas.

- En los sectores gastronómicos regirán las mismas condiciones que en el resto de los locales de cada distrito.

- Tickets, comprobantes y dinero no se entregarán en manos sino serán apoyados en mostrador.

- Proveedores con acceso restringido durante el horario de funcionamiento.

- Mejorar los tiempos de descanso durante la jornada y francos con el objetivo de que los trabajadores estén menos expuestos.

Por último, Fassione expuso que ¨la normalización de las actividades y el aumento de circulación de gente en muchas provincias y ciudades, provocará que el juego clandestino prolifere si las salas permanecen cerradas, y por lo tanto queremos volver a trabajar, pero con los cuidados que la situación exige¨.


 

 


 
Banner
Banner
Banner