Argentina: El Gobierno Aumenta El Impuesto Al Juego Online Para Financiar El Déficit

El oficialismo de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados argentina incorporó alrededor de cuarenta artículos al proyecto de ley de presupuesto 2021 con el propósito de exhibir, a los ojos del Fondo Monetario Internacional, el mayor consenso posible en torno a la iniciativa. Se ampliaron partidas y se incorporaron más obras públicas y, entre las novedades, figura la modificación del impuesto a las apuestas y juegos de azar con el propósito de aumentar el gravamen de aquellas que se realicen por medio de plataformas digitales e internet.

De esta manera, el ministro de Hacienda Martín Guzmán incorporó al proyecto de presupuesto 2021 un aumento del impuesto a las apuestas online de 2% a 5% y su alcance a las aplicaciones telefónicas, con un registro de los dominios a cargo del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom).

Se estima que el volumen de apuestas es de 2400 millones de dólares, pero como las empresas funcionan de forma clandestina es poco y nada lo que se percibe. Un 95% se coparticipará con las provincias y un 5% financiará los planes de Arsat.

Fue una de las 40 modificaciones implementadas en la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados, que este viernes firmará dictamen de la ley de leyes para llevarla al recinto el miércoles. Oficialistas y aliados sumaron fondos para sus provincias hasta minutos antes de la reunión, pero Cambiemos no logró ser atendido en ninguno de sus reclamos y no garantizó el respaldo.

El impuesto tendrá una alícuota del 5% para aquellas apuestas locales y del 10% para aquellas que se realicen en países no cooperantes o de escasa o nula tributación. Según se estipula en el texto, la recaudación será coparticipada entre las provincias, un anzuelo para sumar más apoyos a la iniciativa.

Con la Corte Suprema dividida, se demora el fallo sobre los camaristas Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y Germán Castelli

La oposición, sin embargo, no se mostró del todo conforme con los cambios incluidos en el texto y pidió más tiempo antes de firmar el dictamen, para analizar en detalle todos las modificaciones introducidos por el oficialismo.

"Este dictamen plantea cuarenta nuevos artículos con una gran cantidad de temas, modificaciones y agregados que hacen que sea difícil avanzar hoy mismo", se quejó el diputado de Juntos por el Cambio Luciano Laspina, mientras que su colega Luis Pastori señaló que "la mayoría de los temas que se proponen nunca estuvieron en debate".

El presidente de la Comisión de Presupuesto, el oficialista Carlos Heller, aceptó postergar este trámite hasta mañana, pero aclaró que la decisión del bloque es llevar el texto al recinto la semana próxima.

El presupuesto para el año próximo estima, en sus lineamientos macroeconómicos, un crecimiento del 5%, una inflación promedio del 29%, un déficit primario del 4,5% y un tipo de cambio de $102 por dólar.

Estas proyecciones no serán alteradas en el dictamen. En cambio, el oficialismo sí aceptó modificar algunos aspectos puntuales de la iniciativa enviada por el Poder Ejecutivo para intentar satisfacer los reclamos tanto internos como de la oposición. En este sentido, por caso, se aumentó en $7000 millones de pesos el subsidio destinado al transporte del interior del país, como así también se amplió la partida para universidades.

Asimismo, se dispuso la distribución automática del Fondo del Tabaco a las provincias productoras, un reclamo de los gobernadores de Misiones, Jujuy y Corrientes. Asimismo, se estableció un programa de refinanciación de deudas de las empresas provinciales de energía y cooperativas eléctricas con la mayorista Cammesa; asimismo, se incorporaron créditos para distribuidoras eléctricas que no tengan deudas o posean deudas "razonables" para destinar a beneficios de los usuarios.

"Somos conscientes de que no hemos atendido todo lo que se pidió, pero seamos conscientes del esfuerzo que se está haciendo", pidió Heller, y advirtió que "todo lo que no se hizo en cuatro años no se puede hacer en un ejercicio".

Sin embargo, los argumentos de Heller parecieron no conformar del todo a los opositores. Desde el bloque Córdoba Federal, que responde al gobernador Juan Schiaretti, el diputado Paulo Cassinerio insistió en que el subsidio al transporte del interior -que, según el dictamen, alcanzará los $20.500 millones- es insuficiente. "A la zona metropolitana se le destinan $60.000 millones. El reparto de los recursos es inequitativo y antifederal", sostuvo.

Máximo Kirchner presentó un polémico proyecto que restringe el uso de las tierras afectadas por los incendios

Desde el oficialismo, el diputado Germán Martínez insistió en que muchos de los pedidos fueron satisfechos en el texto del proyecto. "Si bien hay demanda de mayores incrementos, lo cierto es que el aumento de los subsidios al transporte en el interior mejora la situación en la que estábamos. Lo mismo sucede con el refuerzo presupuestario a las universidades", enfatizó.

Por su parte, el santafecino Luis Contigiani (Interbloque Federal) buscó conciliar las posturas encontradas. "No es el presupuesto que quisiéramos, pero es el presupuesto posible que expresa una crisis tremenda del país. Esto exige que seamos generosos como oposición, porque hace a la gobernabilidad", sostuvo.


 

 

Fuente:www.lanacion.com.ar

 

 


 
Banner
Banner
Banner