Para Trump El Mercado De Casinos Está Saturado

El ex magnate de los casinos, Donald Trump, predijo que los futuros cuatro casinos que se eregirán al norte del estado de Nueva York, generarán entusiasmo y buenos ingresos en el corto plazo, pero que el territorio va a tener una pérdida en esta arriesgada apuesta en un futuro no muy lejano, porque el mercado en el noreste está saturado.

"En última instancia, hay mucha competencia y todos iremos a pique", dijo el empresario a el periódico New York Daily News. "El problema es que todo el país se está convirtiendo en un gran casino de juego, y muchos de ellos morirán".

Trump dice que ya no tiene intereses financieros en los casinos de Nueva Jersey. Recientemente luchó para que su nombre sea retirado de los casinos Trump Plaza y Trump Taj Mahal de Atlantic City,(que dejó en el 2009). Su propietario, Trump Entertainment Resorts, está pasando por su quinta quiebra, dos de las cuales al menos, tuvieron lugar mientras él dirigía la empresa.

Para Nueva York, es tarde para el juego, dijo, y tendrá que competir con las salas de juego en Pennsylvania, Delaware, Connecticut y, posiblemente, Massachusetts. Nueva Jersey también está considerando casinos más cerca de la frontera de Nueva York.

Trump, un miembro del Salón de la Fama de la American Gaming Association (AGA), señaló los cierres masivos de casinos en Atlantic City, como prueba de que el mercado está cambiando.

"No va a ser fácil al norte del estado", dijo. "En el corto plazo, habrá emoción y ostentación. Pero al final, va a terminar como un montón de otros lugares; como Atlantic City".

Otros expertos de la industria de juegos, consideran los nuevos casinos como la mejor apuesta.

Vin Narayanan, editor en jefe de Casino City, una página web especializada, está de acuerdo en que la ampliación de los casinos fuera de Las Vegas y Atlantic City, hizo la competencia por los dólares de los juegos de azar más feroz. El Estado de Nueva York debe planificar inteligentemente y averiguar lo que funciona mejor, dijo.

"Usted realmente no sabe cuántos son demasiados hasta que los construye, pero hay un mercado para ello", dijo Narayanan. "Hay una razón del por qué siguen en construcción: porque la gente sigue yendo a ellos".

En Nueva York, el juego en las nueve ya establecidas salas de máquinas tragamonedas generó un récord de U$s 1.900 millones en el año fiscal 2013-14, gracias en gran parte al racino Aqueduct, altamente rentable. Cinco de las instalaciones, que se encuentran al norte del estado, registraron pérdidas netas.

Los números en general disminuyeron un 2,5% en el segundo trimestre del año fiscal en curso. La construcción de cuatro nuevos casinos simplemente redistribuirá parte de los ingresos, mediante la eliminación de los negocios de las salas de juego en los hipódromos, sobre todo en el Aqueduct y en el Yonkers, las dos más grandes centros de movimiento de dinero, según los expertos.

Lee Park, un portavoz de la Comisión de Juego del estado, dijo que la saturación del mercado dentro y fuera de Nueva York, es uno de los temas que se consideran para decidir dónde colocar los casinos al norte del estado. Dos se espera se instalen en el condado de Orange, a una hora de la ciudad de Nueva York, o en los Catskills, mientras que los otros dos casinos se encuentran en la región de Albany y en los condados que conforman la zona Southern Tier.

El estado recibió propuestas para 16 proyectos de casinos de 15 desarrolladores. El interés de este tipo de casinos por grandes empresas como Genting y Caesars prueba que hay un mercado para Nueva York, dijo el Director de la Comisión de Juego, Robert Williams.

"La viabilidad del mercado de Nueva York se ve subrayada por el número y la calidad de los candidatos que han respondido", dijo Williams.


 

 

Fuente:www.nydailynews.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner