Casinos Griegos Pierden Demanda Contra La Comisión Europea

Un grupo de operadores de casinos griegos perdieron una demanda contra la Comisión Europea, tras la decisión de un Tribunal General de la Unión Europea, que hoy dictaminó que la concesión por parte del gobierno de una licencia exclusiva a una única empresa -para la operación de 35.000 terminales de videojuego y otros juegos de azar-, no constituye una ayuda estatal ilegal.

Siete casinos (Club Hotel Loutraki AE, Vivere Entertainment AE, Theros International Gaming, Inc., Elliniko Casino Kerkyras, Casino Rodos, Porto Carras AE, y Kazino Aigaiou AE) demandaron a la Comisión Europea en el 2012, después de que el organismo regulador consideró que el plan del gobierno griego para otorgar al monopolio estatal OPAP (Organismos Prognostikon Agonon Podosfairou) una licencia de juego exclusivo, no era considerada como una ayuda estatal contraria a las leyes.

Los empresarios de juego solicitaron al Tribunal que anulara esa decisión emanada de la Comisión.

El acuerdo -que rige desde el 2012 hasta el 2022 para las 35.000 terminales de videoloteria (VLT) y del 2020 al 2030 para otros 13 juegos de azar-, le reporta al gobierno griego más de U$S 1.100 millones, más un 5 por ciento de los ingresos brutos del juego por el segundo acuerdo.

De acuerdo con los dueños de los casinos, el Gobierno griego debería haber puesto las licencias en una oferta pública. Argumentaron asimismo que Grecia habría conseguido más dinero por la operación, si se hubiera autorizado a varias empresas a ejecutar los terminales de video lotería, en lugar de conceder ese negocio solo a la OPAP.

El grupo de empresarios desafió la conclusión de la Comisión, argumentando que el acuerdo dejó a OPAP sólo con el rendimiento mínimo necesario para cubrir sus gastos operativos y de capital; y por lo tanto no representaba una ventaja desleal de mercado.

Asimismo los casinos alegaron que la Comisión debería haber abierto un formal procedimiento de investigación, que por lo general se utiliza cuando los reguladores no obtienen respuestas suficientes durante su investigación preliminar. También alegaron que la Comisión incumplió su deber de explicar con detalle, cómo y por qué se llegó a la conclusión de que las licencias otorgadas al monopolio OPAP no constituían una ayuda estatal ilegal.

Este jueves, el Tribunal General de la Unión Europea desestimó enteramente la impugnación presentada por los propietarios de los casinos, declarando que la Comisión no se encontró ante ninguna dificultad ya sea de parte de OPAP
o del gobierno griego durante su investigación preliminar, y por lo tanto no tenía obligación de iniciar un procedimiento de investigación formal.

En cuanto a si la Comisión Europea había explicado plenamente cómo llegó a su decisión, el Tribunal con sede en Luxemburgo, dijo que la omisión de algunos datos económicos en la versión pública de su decisión, no impidió a los dueños del casino o al Tribunal, su comprensión a partir de la constatación de los reguladores.

"Por otra parte, los demandantes no han especificado la relevancia de los datos omitidos para los fines de la presente acción", escribió el Tribunal.

"Ellos no han explicado la importancia de los datos, ya sea para entender el razonamiento seguido por la Comisión o para el desarrollo de sus motivos, relativos a la obligación de iniciar un procedimiento de investigación formal y la evaluación conjunta de los acuerdos. Los solicitantes además no han especificado cuales otros motivos habrían tratado de desarrollar en apoyo de la presente demanda, si hubieran tenido acceso a los datos omitidos".

"En estas circunstancias -señala el dictamen-, hay que concluir que la omisión de datos económicos en la versión no confidencial de la decisión impugnada, no impidió a los solicitantes la comprensión del razonamiento de la Comisión, ni obstaculizó su capacidad de impugnar esa decisión ante el Tribunal, ni prevenir que la Corte ejerza su control jurisdiccional en el presente recurso".

El tribunal Europeo reconoció que el gobierno griego - que era propietario de una parte de OPAP hasta que la empresa fue privatizada en 2013-, inició los acuerdos para hacer la empresa más atractiva a los compradores potenciales. Pero esto hizo imperativo que la Comisión considerara los acuerdos juntos como parte de una sola transacción de privatización, y no por separado como los operadores de casinos habían demandado, concluyó el Tribunal en su dictamen.

Ahora las empresas de casinos tienen dos meses para presentar un recurso ante el Tribunal Europeo de Justicia, que es el máximo tribunal de la Unión Europea.

El dictamen del Tribunal


 

 

Fuente:www.courthousenews.com

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner