La Justicia Investiga A Los Deportes De Fantasía

El Fiscal General de Nueva York lanzó una investigación para verificar la legalidad y transparencia de las operaciones de las empresas de juego que gestionan la multimillonaria industria de los llamados Fantasy Sports (deportes de fantasía), en la que los jugadores forman sus equipos con atletas reales y donde el desempeño de cada uno en las ligas profesionales, otorga o resta puntos.

Las dos principales compañías de este rubro -DraftKings Inc. y FanDuel Inc.-, se vieron forzadas a emitir un comunicado tras las acusaciones de que sus empleados estaban utilizando información no abierta al público en general, para obtener ganancias por apuestas en esta modalidad de apuestas online.

El escándalo se produjo luego que un empleado de DraftKings admitiera la semana pasada, haber revelado información antes de iniciarse la tercera semana de los juegos de fútbol americano (NFL). Ethan Haskell-un administrador de nivel medio-, ganó 350.000 dólares en el sitio rival FanDuel esa misma semana. El empleado mostró qué alineaciones eran más utilizadas por los jugadores, lo cual no se publica hasta que pasó la semana. Tener esa información antes es una ventaja en la toma de decisiones, sobre todo cuando los oponentes no tienen esa información.

"Es absolutamente similar a información privilegiada", cita el New York Times a Daniel Wallach, un abogado de deportes y los juegos de azar en la firma Becker & Poliakoff de Fort Lauderdale, Florida. "Le da a esa persona una clara ventaja en un concurso".

En sendas cartas dirigidas a FanDuel Inc. y DraftKings Inc., la fiscalía afirma que -según señalan varios reportes-, empleados o agentes habían "ganado una injusta ventaja financiera en la competencia -conocida como Daily Fantasy Football- al aprovechar su acceso a información no pública".

La carta agrega que "esas denuncias, y sus declaraciones siguientes, produjeron cuestionamientos legales sobre la equidad, transparencia y seguridad" de las empresas y su fiabilidad con los clientes.

La integridad de FanDuel y DraftKings, así como sus políticas y prácticas son -según los documentos de la fiscalía- materia de preocupación pública, "particularmente del gran número de clientes que arriesgan su dinero en sus portales cada día".

La fiscalía, en la petición firmada por Kathleen McGee, jefa de la oficina de Internet de la División de Justicia Económica en Internet, solicita información detallada sobre los empleados de cada empresa, dedicados a compilar datos estadísticos sobre los atletas y las políticas de cada compañía, sobre las restricciones a empleados, amigos y familiares de éstos, para participar en los juegos de sus propias empresas o de competidores.

Además, les solicita detalles de otras prácticas empresariales internas, y si sus empleados han usado información privada para obtener ventaja personal y ganar en apuestas del "Daily Fantasy Sports".

La investigación de la fiscalía requiere que la información solicitada sea entregada a más tardar este 15 de octubre.

Un portavoz de Draft Kings reconoció que empleados de ambas empresas ganaron grandes premios en otros sitios de fantasía, pero desde el lunes pasado las compañías prohibieron temporalmente a sus empleados participar en juegos en otros sitios, porque supuestamente ya desde antes tienen prohibido jugar en sus propios sitios de trabajo.

El asunto provocó un mar de dudas sobre quién tiene acceso a esa información privilegiada en las empresas de fantasía y cómo se protege esta información, incluso si las empresas quieren o pueden vigilarse a sí mismos para evitar trampas.

DraftKings y FanDuel publicaron una declaración conjunta
que decía: "es más importante" que la "integridad de los juegos que ofrecemos", pero no hubo muchos más detalles sobre su forma de trabajo.

"Ambas compañías tienen políticas fuertes para asegurar que los empleados no hagan mal uso de cualquier información que dispongan y limitan estrictamente el acceso a los datos de la empresa, sólo a aquellos empleados que la necesitan para hacer su trabajo", se lee en el comunicado conjunto. "Los empleados no tiene acceso a estos datos y están rigurosamente supervisados por los equipos de control de fraudes internos, y notenemos ninguna evidencia de que alguien haya abusado de ella".

Para DraftKings, Haskell simplemente cometió un error y están seguros que no utilizó la información de manera incorrecta.

Según lo publicado por el New York Times, Ben Brown, del diario Fantasy Sports Report, fue el primero en revelar que Haskell había liberado esa información, así como también dijo que un empleado de FanDuel, con acceso a datos internos, Mateo Boccio, jugó en Draft Kings.

Algunos de los empleados tienen como tarea establecer los "precios" y algoritmos de puntuación para los jugadores, es decir crean el mercado.

Se calcula que estas empresas de juegos de fantasía generan 2.600 millones de dólares por cuotas de inscripción que van de 25 centavos de dólar a mil dólares.

Las empresas de juegos de fantasía diaria han saturado el mercado con anuncios desde el inicio de la temporada de futbol americano. DraftKings gastó más 24 millones de sólo en la primera semana de la NFL más que ninguna otra empresa de Estados Unidos en ese lapso.

Grandes Ligas

Las Grandes Ligas como MLB, NHL y NFL, que prohíben a sus empleados participar en juegos de fantasía de dinero, dijeron el martes en un comunicado que están sorprendidos de que DraftKings permita a sus empleados participar en juegos de fantasía y agregó que por ello se han acercado para dialogar con la empresa.

"Monitoreamos los reportes recientes que conciernen al uso de datos en deportes de fantasía diarios y hemos sido informados de todas las acciones apropiadas que se han tomado para mantener el alto nivel de integridad para los jugadores de fantasía", dijo el portavoz de la NBA Mike Bass, al programa ESPN Chalk.

La NBA prohíbe a su personal participar en ligas de fantasía de la NBA, incluyendo esos de fantasía diaria donde hay premios en efectivo.

La NFL no tiene un acuerdo de patrocinio como liga con esas empresas, ni los equipos pueden tenerlo, pero los equipos pueden tener publicidad y anuncios en los estadios. De hecho 28 de los 32 equipos la tienen.

La NFL prohíbe a los equipos poseer sitios de fantasía diaria, pero permite que las empresas de los propietarios de los equipos invierta en esas empresas. Jerry Jones y Robert Kraft, dueños de los Dallas Cowboys y los New England Patriots, respectivamente, tienen acciones en Draft Kings y la empresa se asoció con la NFL para su serie internacional en Reino Unido.

La abundancia de anuncios junto con la insistencia de los sitios de que los deportes de fantasía diarias no es una forma de juego, no fue bien recibido por el público y llamó la atención tanto de los legisladores federales como estatales.


 

 

Fuente:espndeportes.espn.go.com y www.eldiariony.com

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner