Caesars Necesita Más Tiempo Para Restructurar Su Deuda

Caesars Entertainment Corp. pidió al juez federal que entiende en el caso de su bancarrota, extender hasta el 15 de marzo el límite de exclusividad en el plan de reorganización de la mayor división de operaciones del grupo empresarial.

En un comunicado, la compañía dijo que la extensión daría al operador de casinos más tiempo para llegar a un acuerdo con los prestamistas de segundo nivel, que no adhirieron a un plan que convertiría a Caesars Entertainment Operating Co.(CEOC), en un fideicomiso de inversión en bienes raíces, y reducir la deuda a largo plazo de esa división en unos 10.000 millones de dólares.

Caesars tiene una alta deuda a largo plazo por U$S 22.600 millones, con unos U$S 19.000 millones unidos a CEOC. La empresa colocó a esa división de operaciones bajo el Capítulo 11 de la Ley de Bancarrota en enero pasado.

Caesars dijo que el 80 por ciento de los acreedores de gravamen de primera linea de la compañía, lo que representa U$S 12.000 millones de la deuda, adhirieron al plan propuesto.

La compañía dijo que quiere "continuar sus esfuerzos en curso para buscar el consenso con sus acreedores juniors, y al mismo tiempo seguir una ruta de emergencia consistente con los hitos acordados hitos". El plan de reorganización prevé "recuperaciones mejoradas" a los acreedores menores, dijo la compañía.

La quiebra, presentada ante la Corte Federal de Bancarrota en Chicago, cubre sólo un resort de Las Vegas, el Caesars Palace; pero también incluye el Caesars Atlantic City, el Harrah de Reno, y más de una docena de hoteles-casinos regionales.

CEOC dijo que sus operaciones continuan sin interrupción durante todo el proceso de reestructuración financiera, y que "el rendimiento del negocio mejoró en el primer semestre de 2015".

Caesars está luchando con un grupo de acreedores en un juicio ante el juez de quiebras, sobre la fecha exacta en que CEOC se declaró en bancarrota. El fallo podría determinar si el acuerdo de reestructuración de la empresa puede llevarse a cabo.

Acreedores como Appaloosa Management y otros fondos de cobertura, dijeron que CEOC se declaró en quiebra el 12 de enero, cuando presentaron una petición involuntaria contra la compañía en Delaware. Esa petición se produjo tres días antes de que la empresa presentó una petición voluntaria de quiebra en Chicago de U$S 18.000 millones.

La fecha es clave para determinar la validez de un derecho de retención de efectivo de U$S 468 millones, que Caesars concedió sus mayores prestamistas en octubre. El derecho de retención es una parte importante del acuerdo de reestructuración.

Caesars quiere escindir a CEOC en dos empresas; un REIT (Real Estate Investment Trust) dueño de los inmuebles y edificios, y una empresa operadora de leasing detrás de los casinos. De acuerdo con un comunicado enviado al Mercado de Valores, los acreedores controlarán la junta directiva de la REIT.

El plan prevé a la empresa operadora pagar al REIT U$S 165 millones en alquiler anual por el Caesars Palace y U$S 475 millones por año en renta para todos los otros casinos. Ambos contratos tienen cláusulas, por las que después de siete años se podrían aumentar los pagos.

La deuda del Caesars se originó de una compra financiada de U$S 30.700 millones, por las firmas de capital privado TPG Capital y Apollo Global Management.


 

 

Fuente:www.reviewjournal.com

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner