Florida Firmó Acuerdo Por 20 Años Con La Tribu Seminole

El gobernador del estado de Florida, Rick Scott, firmó un pacto con la tribu Seminole, que generará unos 3.000 millones de dólares de ingresos adicionales al erario durante los próximos siete años, a cambio del derecho exclusivo de esa nación originaria de operar el blackjack y añadir el juego de ruleta en sus casinos.

El acuerdo al que se llegó tras meses de negociaciones, que se extiende a 20 años en general, también permite a la Legislatura abrir la puerta a apuestas mutuas para operar nuevas salas de tragamonedas en los condados de Miami-Dade y Palm Beach.

La tribu podrá operar juegos de cartas como el blackjack en sus casinos en todo el estado, incluyendo los casinos Seminole Hard Rock en Tampa y Hollywood, y añadirá los juegos de mesa como ruleta y dados.

"Con una garantía de U$S 3 mil millones [durante los primeros siete años], junto con un límite en los juegos de la tribu, es mi esperanza de que este acuerdo pueda ser la base de un ambiente de juego estable y previsible para el estado de Florida", escribió Scott este lunes en una carta al presidente de la Cámara, Steve Crisafulli, y al presidente del Senado, Andy Gardiner. "Mi ejecución de este acuerdo es el primer paso en el proceso descrito en la ley, y espero seguir trabajando con ustedes y sus respectivas cámaras esta sesión, con el fin de ratificar este acuerdo histórico".

"Yo he ejecutado este acuerdo después de meses de colaboración, negociación y discusión", escribió Scott. "Este acuerdo representa un nivel sin precedentes de cooperación entre el Estado de la Florida y la Tribu Seminole de la Florida, incluyendo la mayor garantía de participación en los ingresos de la historia".

El convenio ahora debe ser aprobado por la Cámara y el Senado para ser ratificado.

"Creo que es un buen y justo trato para la gente del estado de la Florida", dijo el senador Rob Bradley, republicano de Fleming Island, que trabajó con el representante José Félix Díaz, republicano de Miami en la Cámara, para negociar detalles del acuerdo con la oficina del gobernador y los representantes de la tribu.

Hace cinco años, el estado y la tribu llegaron a un acuerdo para permitir que el blackjack y otros juegos de cartas se explotaran en los casinos de la tribu. Eso dio a la tribu un activo importante, porque mientras canódromos y hipódromos pueden ofrecer póker, no pueden ofrecer blackjack. Ese acuerdo a cambio garantizaba U$S 1.000 millones al Estado.

Pero ese acuerdo expiró el pasado verano y el período de gracia para eliminar las mesas de blackjack de los casinos seminoles finalizó en octubre. Eso llevó a ambas partes a presentar demandas ante un tribunal federal.

La gran pregunta sigue siendo si Scott y la tribu pueden ganar el apoyo de una legislatura problemática que a menudo se divide profundamente sobre temas de juego. Algunos republicanos y legisladores de la Florida Central siguen oponiéndose a la expansión del juego, temeroso de su potencial impacto en destinos turísticos como Disney World.


 

 

Fuente:www.elnuevoherald.com y www.orlandosentinel.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner