Masiva Protesta Ciudadana Contra Futuro Casino

Más de dos mil personas se reunieron para manifestar contra la instalación de una sala de juegos en Floral Park, una localidad del condado de Nassau en el estado de Nueva York, asegurando que llevarían el caso a la Justicia si se otorga el permiso de operar un recinto de tragamonedas en el hipódromo Belmont Park.

Thomas Tweedy, el alcalde de Floral Park, dijo que simplemente está esperando que la Nassau Regional Off-Track Betting Corp. (Nassau OTB) -una rama de la agencia estatal que supervisa los juegos de apuestas en Nueva York-, presente oficialmente los planes finales para un salón de 1000 máquinas en Belmont Park antes de presentar una demanda en un intento para bloquearlo.

La protesta de este martes congregó a una multitud que llenó el auditorio local y la biblioteca de la escuela, y la gente tuvo que quedarse en los pasillos del lugar, dijo el alcalde, quien se hace eco de las preocupaciones de los residentes y funcionarios locales.

Los oradores del encuentro dijeron que un casino aumentaría la delincuencia y el tráfico en la zona, disminuiría el valor de las propiedades e impondría un trabajo extra al municipio local.

Después de desestimar otras ubicaciones, la OTB anunció el mes pasado sus planes para construir un salón de tragamonedas en Belmont Park. Una instalación temporal sería construidoa en el estacionamiento, mientras la OTB espera la aprobación estatal para ubicarlo dentro del edificio. En 2013, tanto la OTB de Nassau y de Suffolk recibieron la aprobación legislativa para construir un local con mil tragamonedas, pero ninguno fue capaz de encontrar un lugar adecuado para su instalación.

Aunque el casino se construiría en el extremo occidental de la pista hípica, todavía estaría dentro de una distancia de media milla de las escuelas, dijeron los opositores la proyecto.

Laura Perone, presidenta de la Junta Escolar de Floral Park-Bellerose, expresó su preocupación por los estudiantes de Floral Park Memorial High School y el Floral Park-Bellerose School, que están cerca del área del hipódromo donde se construirá el casino.

"Hay una diferencia cualitativa y una diferencia cuantitativa entre las carreras de caballos, donde se apuesta [cada] 22 minutos unas ocho horas al día en 92 días de carreras, frente a un casino de tragamonedas que opera 20 horas al día, los 365 días año", dijo el alcalde Tweedy.

Tweedy dijo que se reunió el lunes con el Ejecutivo del Condado de Nassau, Ed Mangano, que apoya el casino, con la esperanza que generará U$S 20 millones en ingresos anuales y ayudará al condado a equilibrar su presupuesto.

El alcalde confió que no mantuvo conversaciones con la Asociación de Carreras de Nueva York sobre el proyecto. Sin embargo, dijo que prtesentó una propuesta "para una mejora de la infraestructura sustantiva y sostenible de Belmont Park" que espera sea parte de un "plan maestro con la comunidad local" para cualquier nuevo desarrollo que pueda ocurrir en la pista.

Aunque la OTB y Mangano dijeron que las comunidades alrededor del hipódromo obtendrían beneficios del casino, los residentes locales anunciaron estar dispuestos a plantear una demanda ante la Justicia, para bloquear el proyecto.

Los Congresistas Kathleen Rice y Gregory Meeks, se unieron a los residentes en oposición a la propuesta.

En un comunicado, Rice se hizo eco de las preocupaciones de los residentes sobre el efecto que tendrá la calidad de vida de los ciudadanos, mientras que Meeks comentó a Newsday que piensa que un casino en Belmont sería sobresaturar el área con juegos de azar, como las tragamonedas que ya están presentes en Queens y Yonkers.

Michael Wilton, jefe del grupo de cabildeo del Gaming Association de Nueva York, dijo que un casino tan cerca del Resorts World Casino en el Aqueduct Racetrack, en Queens, "sólo va a canibalizar los dólares que se gastan en las apuestas y pondrá en peligro puestos de trabajo existentes".


 

 

Fuente:www.drf.com y www.tribunahispanausa.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner