Casinos Británicos Encontraron La Manera De Pagar Menos Impuestos

Dos de las mayores empresas de casinos de Gran Bretaña lograron reducir sus obligaciones fiscales gracias a un sistema relacionado a la forma en que ofrecen el juego de ruleta a los clientes en sus establecimientos.

De acuerdo a una investigación periodística encomendada por el diario Evening Standard que logró ver documentos confidenciales y corroboró situaciones en estos locales, se estableció que es posible que los operadores de casinos pueden transferir ingresos -y en consecuencia el pago de obligaciones fiscales por el juego-, desde lugares muy populares en Londres a centros menos lucrativos a cientos de kilómetros de distancia. Los casinos más pequeños que ganan menos dinero, también son gravados con una tasa impositiva menor.

La modalidad es la de transmitir video en directo de las ruletas reales que giran en los casinos fuera de la capital del Reino Unido, a las máquinas electrónicas ubicadas en Londres, en la cual los jugadores apuestan. De este modo, los ingresos pueden quedarse lejos de Londres, con el efecto de evitar mayores tasas impositivas por el juego para el fisco.

Rank Group fue quien el último año comenzó probando esta modalidad en tres casinos de Londres y dos fuera de la capital. La investigación realizada por el Bureau of Investigative Journalism (Oficina de Periodismo de Investigación) encontró que Aspers, otro operador de casino, ha estado emitiendo video de ruletas en vivo en Newcastle a su enorme centro de juego en Westfield Stratford City, en el este de Londres.

Los clientes tienen la opción de jugar electrónicamente en ruletas automaticas en Stratford si así lo desean, pero cuando juegan en una con sede en Newcastle, los ingresos se quedan allí. De esta forma Aspers ahorró hasta 850.000 libras esterlinas el año pasado; el equivalente a alrededor del 5% de la factura de impuestos por el juego de Stratford.

Rank y Aspers recibieron asesoramiento fiscal de EY (Ernst & Young) antes de la aplicación de este sistema de las transmisiones en vivo. No hay ninguna sugerencia de que Rank o Aspers actuen de manera ilegal.

Ambos operadores dijeron que introdujeron las transmisiones en vivo para mejorar la experiencia del cliente en sus locales de Londres.

Genting, otro operador con más de 40 casinos en el Reino Unido, también envia imágenes de ruleta en vivo de un casino a otro. Pero sus libros contables de ingresos y el pago de impustos están donde se colocan las apuestas, dijo un portavoz de la compañía. La flexibilidad de las reglas del juego también significa que las autoridades locales podrían estar perdiendo ingresos provenientes de los casinos. Esto se debe a que algunos ayuntamientos reciben un porcentaje de ingresos de los casinos locales a cambio de darles una licencia para operar.

Rank Group y Aspers reconocen que es un beneficio fiscal indirecto y marginal derivado de la disposición de transmisión de juego en vivo. La investigación periodística obtuvo un documento confidencial interno de la filial de Rank, Grosvenor Casinos, afirmando que el objetivo de las transmisiones en vivo del juego de ruleta de casino en casino era "reducier de este modo la obligación tributaria anual".

La empresa, de acuerdo con el documento, esperaba obtener ahorros fiscales de millones de esterlinas una vez que se extendera la práctica. El ahorro, indicaba el documento, podría aumentar una vez que sus máquinas se hubieran actualizado. Rank estableció que en el último año su beneficio fiscal a través de este sistema era menos de £ 250.000. El documento de muestra ademas que la consultora EY, asesora de Rank, participó en el "proyecto". EY dijo que no podía hacer comentarios sobre los clientes individuales, pero agregó que "los clientes buscan nuestro asesoramiento sobre una amplia gama de temas".

Algunos casinos de Londres generan tanto como £ 57 millones en ingresos, lo que les obliga a apgar fuertes impuestos. El impuesto es recaudado por el Tesoro específicamente sobre los rendimientos brutos del juego. Rank y Aspers parecen beneficiarse de una aparente ambigüedad en las reglas impositivas, que el estado
establece se perciba el impuesto "donde los juegos se llevan a cabo".

Aunque los apostadores hacen sus apuestas en Londres, es en casinos de ciudades de todo el país que se quedan los ingresos por el juego. Durante una visita a un casino de Grosvenor en Londres, propiedad de Rank Group, fijado a la pared en el área de las máquinas de juego había grandes pantallas que mostraban las ruletas claramente etiquetadas como Northampton y Nottingham.

Los clientes que se sientan en las máquinas electrónicas en Londres, entonces tienen tres opciones: apostar en las mesas de ruleta de Nottingham o Northampton, o en una totalmente automatizada sin la participación de un croupier en el casino de Londres.

Al dar a los clientes, al menos, tres opciones, Rank tiene el potencial de compartir beneficios entre los tres casinos diferentes en todo el país. La firma tiene la intención de ampliar las transmisiones en vivo a un total de 15 casinos, muchos de ellos fuera de Londres. "Esto es impulsado por la demanda del cliente, y no creemos que haya ningún beneficio impositivo con este despliegue", dijo un portavoz de Rank.

En el casino Aspers -el más grande de Gran Bretaña, en el este de Londres-, las máquinas toman transmisiones en vivo de una ruleta alojada en el casino Aspers Newcastle. Aspers confirmó que los ingresos procedentes de esos juegos se consideran en Newcastle.

Aspers en Newcastle vio un salto del 46% en los ingresos totales de 17,3 millones de libras anual hasta junio de 2015, mientras que declaró que el promedio de asistencia diaria en el recinto del noreste cayó un 2%, a 1706 personas. Las cuentas también muestran que Aspers (Newcastle) pagó £ 3,6 millones en impuestos por el juego en el período, hasta £ 1,6 millones o un 85% respecto al año anterior.

Aspros (Stratford City), por su parte, disfrutó de un incremento del 2% en los ingresos totales de £57,1 millones en el mismo año. Su promedio de asistencia diaria se redujo ligeramente en un 2% a 4.171 personas, y el impuesto por el juego se mantuvo constante a £ 17,1 millones.

El negocio de los casinos Aspers del Reino Unido es en última instancia propiedad de dos accionistas. Aspinall Investment Holdings, con sede en las Islas Vírgenes Británicas, y Crown Resorts, el gigante australiano del juego respaldado por James Packer.

Aspers confirmó que paga el ayuntamiento "más de £ 1 millón por año o un 3% de los ingresos por el juego del casino, con la posibilidad de una mayor participación del 2% en determinadas circunstancias".

Como Aspers ahora considera algunos ingresos en Newcastle, el municipio de Newham podría estar perdiendo dinero, y dijo que "hemos hecho arreglos para reunirnos con Aspers para discutir esto en un futuro próximo".

"Aspers siempre ha pagado todos los derechos e impuestos requeridos legalmente. Nunca ha participado en ningún plan deliberado para evitar los impuestos por eljuego. Cualquier beneficio marginal de impuestos e indirecto es incidental a la introducción de las ruletass en vivo para ampliar la elección del cliente y la satisfacción", dijo la empresa.

Los 144 casinos de Gran Bretaña poseen 3.642 máquinas de juegos electrónicos. Aparte de la ruleta, los jugadores también pueden jugar al blackjack, o punto y banca en estas máquinas. para la industria de casinos la ruleta lidera esta clase de juegos.

Los jugadores en el último período de 12 meses apostaron poco más de £ 1.000 millones en las máquinas electrónicas. Las ganancias globales de los casinos son de £ 141, 9 millones, de acuerdo con los datos más recientes de la Comisión de Juego.

Con 58 casinos en el Reino Unido -11 de ellos en Londres-, Rank es el mayor operador del país. En su último ejercicio, sus casinos, en su mayoría bajo la marca Grosvenor, generaron ingresos por £ 401.1 millones,y recibieron 8,2 millones de visitas.


 

 

Fuente:www.standard.co.uk

 

 


 
Banner
Banner
Banner