Gobierno Italiano Va Contra Las Tragamonedas En Los Bares

El primer ministro italiano, Matteo Renzi, reveló que desde su gobierno se está estudiando una drástica medida para erradicar las tragamonedas de los bares, locales de venta de cigarillos y otros comercios donde se ubican estas máquinas tan populares en el territorio. Hacia fines del pasado año Italia tenía 418.000 tragamonedas en más de 83.000 comercios, que facturaron 25.900 millones de euros en el último año y con las que el Estado recaudó 3.300 millones de euros. La ludopatía constituye un grave problema social entre los italianos, con alrededor de 800.000 personas con una fuerte dependencia al juego.

"Sobre el juego de azar estamos por definir una medida para quitar las tragamonedas de las tabaquerías y otros locales comerciales", dijo Renzi en una entrevista a la revista Vita.

En relación a los fondos extraordinarios necesarios para la reconstrucción de los pueblos que días atrás fueron víctimas del terremoto, el premier aseguró que "no aumentaremos el precio del combustible con otro impuesto, como así tampoco sobre el juego de azar y sobre las tragamonedas para financiar la reconstrucción tras el sismo".

"Está bien quitar las tragamonedas de los bares, pero no nos lo creemos hasta que el Gobierno obligue de verdad a hacerlo. Parece más un anuncio propagandístico que otra cosa", sentenció Carlo Rienzi, presidente de la Coordinadora de Asociaciones para la Defensa del Medioambiente y de los Derechos de Usuarios y Consumidores (Codacons).

"Estas máquinas son hoy sólo un sector de nicho. El mayor desafío viene de las salas de apuestas, que están multiplicándose a doquier. Para abrirlas sólo hace falta una autorización de la comisaría, que comprueba que no se está haciendo trampa. No se tienen en cuenta los problemas sociales y de salud que provocan, especialmente entre la población más vulnerable: son sobre todo los pobres, los jóvenes y los ancianos los que se dejan el dinero pensando que con un golpe de suerte van a arreglar sus problemas", agregó Rienzi.

Por su parte, monseñor Alberto D'Urso, presidente de la "Consulta Nacional Anti Usura Giovanni Paolo II", expresó que "el 50 por ciento de los negocios vinculados al juego de azar está conectado a la usura. Es por tanto necesario una medida amplia y orgánica".

"La iniciativa del premier Renzi -agregó el prelado-, junto a las declaraciones de preocupación del presidente de la República, Mattarella, y de otros órganos del Estado, finalmente lleva a la atención del gobierno la gravedad del fenómeno, ya sea por el impacto sobre la salud pública, ya sea por los efectos negativos en la economia personal, familiar y del país".

"No quisieramos -dijo D'Urso junto al coordinador del grupo Juntos Contra el Azar, Attilio Simeone,- que la remoción de las slots tuviera como efecto la expansión del juego online, que actualmente no presenta ninguna regulación. Nuestras 28 sedes anti usura en el país revelan que siempre más personas con grandes deudas contextualmente confian su futuro al azar, adeudándose aún mas, incluso con los prestamistas usureros".

Para el legislador Michele Anzaldi, la decisión de Renzi es "otra promesa mantenida, que confirma el cambio de dirección sobre un problema grave y datado, de parte de esta mayoría y de este gobierno. Una sensibilidad y una atención por desgracia no siempre extendida en el país".

Anzaldi explicó que actualmente en Italia "se estima que los jugadores de azar son unos 32 millones, es decir el 54% de la población de acuerdo al Departamento Sobre Políticas Antidroga del gobierno. La crisis económica, que golpeó a una de cuatro familias, empujó ma la población a tentar la suerte. Por tanto entra en juego, perdón por el juego de palabras, la plaga de la ludopatía".

Durante el último año en Italia fueron 16 millones de personas entre 15 y 64 años de edad, quienes apostaron almenos una vez. El 21% lo hizo una vez a la semana, el 11% de 2 a 3 veces semanalmente, y el 5% lo hacen 4 o más veces, de acuerdo a los datos elaborados por IPSAD (Italian Population Survey on Alcohol and other Drugs).

Existen 418.000 tragamonedas en toda italia, lo que representa de aucerdo a las estadísticas una cantidad de 3 máquinas por bar, es decir una cada 143 habitantes.

Los italianos gastan 25.000 millones de euros en las slots presentes en los bares y tabaquerías. En tanto en los locales de juego donde hay 4.823 máquinas de videolotería (VLT) la recaudación durante el 2015 llegó a 22.000 millones de euros.

De acuerdo a una encuesta elaborada por Codacons, el 50% de los desocupados italianos presenta formas más o menos graves de adicción al juego. Sufren de ludopatía el 33% de los jugadores de videloterías, el 25% de las amas de casa, y el 17% de los jubilados y estudiantes.


 

 

Fuente:www.vita.it

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner