Si Ganan La Lotería O Juegan, No Podrán Recibir Planes Sociales

En el Estado norteamericano de Maine, una nueva reglamentación prohíbe que las personas que ganen más de 5000 dólares por mes en la lotería estatal u otro tipo de juego de azar reciban planes asistenciales. Según declaró el gobernador, Paul Lapage, la regla se aprobó como parte de una serie de medidas destinadas a reducir la dependencia del Programa de Asistencia de Nutrición Suplementaria (SNAP, por sus siglas en Inglés) conocido popularmente como cupones de alimentos.

Ahora, los beneficiarios del SNAP deberán pensar dos veces si quieren ganar la lotería o a cualquier juego de azar. Las autoridades del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Maine, explicaron que de ninguna manera los contribuyentes van a seguir sosteniendo a personas que buscan beneficios económicos en el juego y por otro lado quieren seguir siendo asistidos por el Estado. Simple y sencillamente, para el estado las personas que ganan premios en la lotería no deberán seguir siendo beneficiarios de ningún tipo de asistencia, porque ya poseen el dinero suficiente.

El gobierno estatal comenzó a endurecer las restricciones en el uso de los cupones de alimentos SNAP a la gente que gastaba dinero en juegos de azar, después que oficiales del estado descubrieron el años pasado, que 3.685 residentes de Maine, beneficiarios del SNAP y otros servicios sociales, habían recibido 22 millones de dólares en premios desde 2010. Esta nueva norma se suma a la restricción que ya existía, que prohíbe comprar billetes de lotería utilizando los cupones. El gobierno destacó que los beneficios sociales que pagan todos los contribuyentes, no fueron diseñados para estar subsidiando los juegos de azar.

A partir de esta norma, los premios obtenidos en juegos de azar serán contabilizados como activos y, de esta manera, las personas que no tengan hijos y que hayan ganado 5000 dólares o más en premios de juegos de azar desde septiembre de 2015, perderán automáticamente sus cupones de alimento o cualquier otro beneficio social que perciban. Las autoridades dijeron que la mayoría de los ciudadanos de Maine están de acuerdo que los beneficiarios de planes sociales recurran a la venta de sus activos no esenciales o a sus ahorros, antes de recibir cualquier dádiva del estado. Lapage advirtió que los trabajadores que llegan a sus casas todos los días y ven en los patios de los beneficiarios de planes sociales, motos de nieve, cuadriciclos o motos de agua, no deben sentirse muy contentos. Para el gobernador, la asistencia social es el último recurso y no debe tomarse como una forma de vida.

Por su parte, los sectores críticos de esta medida, dijeron que la norma va en contra de las resoluciones de las leyes federales vigentes. Para este sector, el gobierno federal no tiene ninguna reglamentación al respecto y que las leyes impiden a los Estados que realicen normas complementarias sobre las clasificaciones de beneficiarios del SNAP.


 

 

Fuente:dailycaller.com, www.al.com y www.themainewire.com

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner