BCN World: Tres Aspirantes Para Dos Licencias

El próximo 30 de junio vence el plazo para que los aspirantes a instalar casinos en el complejo de ocio y entretenimiento anteriormente conocido como BCN World, presenten sus proyectos ante la Generalitat de Catalunya. Pero el gobierno catalán solo quiere otorgar dos licencias y los solicitantes son tres: el grupo chino Melco Crown, Hard Rock Café y los malayos de Genting Group que llegan asociados con el Grup Peralada.

BCN World será más pequeño, porque va a depender mucho menos del juego, si bien los gigantes del sector son los que sirvieron de motor del proyecto hasta ahora. La Generalitat se enfrente con el problema de eliminar a uno de ellos seguir adelante con el proyecto.

En el Palau de la Generalitat cada lunes se reunieron representantes de la administración catalana con los empresarios. Entre los participantes en estos encuentros estaban el director del Incasol, Damiá Calvet, y la directora de la Oficina del President y la Coordinación Interdepartamental de la Generalitat de Catalunya, Elsa Artadi. Fuentes de la conselleria de Economía declinaron hacer comentarios al respecto

En las reuniones no solo se habló de la cuestión de las licencias. Los inversores también están discutiendo quién asume la inversión de la urbanización de los terrenos. El proyecto es menor. La inversión será solo de 4.000 millones de euros. Pero los más de EUR 500 millones de poner calles y alcantarillado en la pastilla donde se quiere construir el complejo, no quieren ser asumidos por ninguno de los jugadores. O eso o se debe repartir entre todos.

El CRT de Vila-seca y Salou, equivalente a un plan director, marca la dimensión en 745.000 m2 de techo urbanizable y no puede ejecutarse por fases. Por ahora no se cayó ningún inversor. La principal solución que se plantea es que Hard Rock Café y Melco compartan uno de los casinos. Después de todo son socios en otros proyectos, como en Chipre o Japón.
Eso permitiría a Genting Group seguir en la partida.

Además, otros inversores clave siguen vinculados al proyecto, como el gestor de centros comerciales Value Retail, que explotará la gigantesca galería comercial que recorrerá el complejo. También sigue Port Aventura, que está justo al lado y que se comprometió a construir seis hoteles de cuatro estrellas con 6.000 plazas hoteleras. En cambio, Sol Meliá se cayó, pero su papel siempre fue más marginal.

El proyecto languidece desde que el Incasol asumió la tutela. No aparecieron nuevos socios. Los que hay ahora son los mismos que trajo el criticado Enrique Bañuelos y los plazos se van alargando. Getting Group llegó de la mano del grupo Peralada, ya que la familia Suqué no quería quedarse al margen de lo que puede ser unos de los mayores complejos de ocio del sur de Europa.

La falta de liderazgo es uno de los lastres. Todos los socios son importantes, pero no hay ninguno que se haya puesto al frente del proyecto. El que además estén implicados diversos departamentos de la Generalitat y que la coordinación recaiga en Presidencia tampoco ayuda.

Además, el momento político no es el mejor. Centrados en el proceso independentista, todo lo que le es ajeno se retrasa. La CUP, socia clave para convocar el referéndum, se opone al complejo. En cambio, ERC y PSC, que no están de acuerdo en nada que tenga que ver con el procés, son aliados en el tema BCN World, por los intereses de los respectivos partidos en Tarragona.


 

 

Fuente:www.elconfidencial.com

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner