Guerra De Colosos En Miami

La firma propietaria del casino Las Vegas Sands está discutiendo un posible negocio para la construcción de un resort de juegos en Miami con el objetivo, al parecer, de adelantarse al plan del Genting Group, su compañía archirrival. La empresa del multimillonario americano, Sheldon G. Adelson, sin embargo, pondría como condición para encarar el proyecto que la legislatura de La Florida le asegure una licencia de juegos exclusiva para la zona de Miami-Dade.

Esta táctica, de llegar a tener éxito, podría en efecto detener el plan de Genting para edificar un enorme casino a varias cuadras al norte de la Bahía de Biscayne Bay. Genting compró los terrenos donde está The Miami Herald, así como los estacionamientos y propuso construir en el lugar un casino y resort a un costo de $3,000 millones. Sin embargo, los administradores del Sands, dijeron que pueden llegar a un acuerdo sólo si la Legislatura de la Florida les garantiza una licencia de juegos exclusiva para Miami-Dade, dijo el lunes el comisionado de Miami Marc Sarnoff, días después de haberse reunido con los representantes del Sands y con socios del grupo Miami World Center.

"Estamos participando de forma muy activa en las negociaciones'', dijo Andy Abboud, vicepresidente de asuntos gubernamentales del Sands, al referirse al World Center Group. "Ya hemos visto el sitio y nos gusta''.

Nitin Motwani, socio del grupo World Center, confirmó que la semana pasada se reunió con Sheldon Adelson, principal ejecutivo y presidente del Sands, pero dijo que hasta el momento no se ha llegado a ningún acuerdo ni hay un plan trazado.

"No tenemos ningún negocio con el Sands ni tampoco hemos visto ningún diseño'', declaró el lunes Motwani. "Se nos han acercado ejecutivos del Sands así como de otros resorts".

Sarnoff dijo que se reunió la semana pasada con Adelson y con Art Falcone, socio de Motwani. "Nos describieron el concepto que tienen del resort. Y se parece al de Genting", dijo Sarnoff.

Aunque el Sands ha expresado públicamente su interés en construir un casino y resort en Miami, las discusiones con el grupo World Center aumentaron las posibilidades de lo que podría convertirse en una guerra entre dos de los casinos más grandes del mundo para apoderarse de la acción en Miami. En reuniones con funcionarios estatales y locales, Sands ha argumentado que el mercado no podría aguantar dos resorts de este tipo en el sur de la Florida.

No obstante, el Sands no es el único casino de Las Vegas que busca ocupar un lugar en el sur de la Florida. El Caesars Entertainment dijo estar en negociaciones con Gulfstream Park. Y antes que se le otorgue el derecho a ningún casino, los legisladores estatales tienen que aprobar el juego. Un plan que se está considerando en la actualidad
le garantizaría los derechos de juego a cinco regiones en todo el estado, entre ellas Miami-Dade. De igual modo, los legisladores barajan la posibilidad de dejar que sean los residentes de estas regiones quienes aprueben o no el juego a través de un referendo público.

Adelson ha estado negociando para que el juego se apruebe en la Florida.

El año pasado, Adelson encargó realizar un estudio para los legisladores donde se muestra la cantidad de ingresos fiscales que el estado obtendría si se permite el juego. Adelson ha dicho que estaría dispuesto a invertir hasta $3,000 millones para levantar un casino en Miami.

Genting, que compró la propiedad del Herald por $236 millones, ha logrado ser dueño de casi 30 acres de bienes raíces en el downtown, y anunció sus propios planes para construir a un costo de $3,000 millones un casino llamado Resorts World Miami. Esta decisión es un arriesgada apuesta para Genting, toda vez que las leyes estatales tienen que ser cambiadas para permitir que funcione un casino.

El grupo World Center ha estado buscando vías para ampliar sus propiedades --que comprenden la mayor parte del área que rodean la avenida North Miami y la segunda avenida del noreste, así como las calles 6 y 11 del noreste-- ya que la crisis económica acabó definitivamente con el plan del grupo que contemplaba construir un gran complejo de oficinas y un proyecto residencial en el lugar.

Sarnoff, cuyo distrito incluye el downtown de Miami, ha estado trabajando con el grupo para llevar a cabo otras opciones, entre ellas la edificación de un centro de convenciones y varios hoteles.

Genting, que el mes pasado dio a conocer un extravagante plan para la construcción de cuatro torres de hoteles, dos rascacielos residenciales y un enorme resort y casino en los terrenos donde actualmente funciona el Herald, dijo que continuaría con sus planes, si bien mucho más lentamente, incluso si el juego no se aprueba.

De cualquier modo, el Sands dice que su modelo económico no funcionaría sin la legislación para aprobar el juego, y que no estaría en posición de entrar a negociar sin esa posibilidad.

"Estamos negociando con el grupo World Center, pero necesitamos tener un proyecto de ley en la Legislatura'', dijo Abboud. "Vamos a mantener abiertas nuestras opciones''.


 

 

Fuente:www.elnuevoherald.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner