Veinticinco Mil Niños En El Reino Unido Son Jugadores Problemáticos

Alrededor de 25 mil jóvenes de entre 11 y 16 años de edad en el Reino Unido son apostadores problemáticos. Muchos aprenden a apostar a través de juegos en la computadora y redes sociales, según un informe que provocó serias advertencias acerca de que Gran Bretaña es "sonámbula en una futura tormenta de salud pública".

En su encuesta anual sobre apuestas juveniles, la Gambling Commission (regulador de la industria del juego), expresó su temor de que los niños jugaran en un "entorno libre de consecuencias".

Sus preocupaciones motivaron a los laboristas, que desregularon la industria del juego en 2005, a que cambiaran su postura para calificar la legislación existente como "lamentablemente desactualizada".

Alrededor de 370.000 (12%) niños en Inglaterra, Escocia y Gales apotaron en la última semana, de acuerdo al informe. Más de un cuarto de millón de niños jugaron con un operador de juegos de azar con regular licencia, como un corredor de apuestas o un casino online.

Gastaron un promedio 10 libras esterlinas en juegos de azar por semana, lo que equivale a más de un tercio de sus ingresos de £ 28 por trabajo o de dinero de bolsillo. Inlcuso el 8% afirmó haber gastado más de £ 40.

Casi el 1% de jóvenes de entre 11 y 16 años (alrededor de 25.000), se definen como jugadores problemáticos, y otros 36.000 corren el riesgo de desarrollar un problema con el juego.

Las máquinas tragamonedas siguen siendo la introducción más común a los juegos de azar para jóvenes en un 24%, seguidas por la Lotería Nacional en un 21%.

Pero el ente regulador dijo que los niños estaban cada vez más expuestos al juego de formas menos tradicionales, como a través de los eSports y a través de las redes sociales.

El informe encontró que el 11% de los niños participaron en videojuegos online donde pueden apostar utilizando elementos del juego, como armas o equipos, que pueden tener un valor monetario real si se intercambian con otros jugadores.

Esta modalidad en los videojuegos es una industria que movió hasta 5.100 millones de dólares el año pasado, según un informe estadounidense. Es una característica común en juegos populares como Counter Strike: Global Offensive.

Más de uno de cada 10 niños reportó haber jugado juegos estilo casino, que simulan ruleta o tragamonedas en Facebook o aplicaciones para smartphones.

Las estadísticas de la Gambling Comission indican que los niños que juegan esos juegos (muchos de los cuales tienen una calificación de edad 12), tienen más probabilidades de apostar en la vida real.

De los que alguna vez participaron en juegos de apuestas online, un cuarto había gastado su propio dinero en actividades de juego la semana pasada, significativamente más alto que el promedio del 12% entre todos aquellos de 11 a 16 años de edad.

La preocupación por la exposición de los niños a los juegos de azar en Facebook surgió un día después de que un ex ejecutivo de la compañía de medios sociales admitiera sentirse "tremendamente culpable" por su trabajo sobre "herramientas que están desgarrando el tejido social de cómo funciona la sociedad".

El vicepresidente del Partido Laborista, Tom Watson, dijo que el partido redefiniría las leyes de juego para ajustar la regulación y abordar los riesgos emergentes, especialmente
en el sector online.

"El aumento de las formas de juego online, o juegos que alientan a los niños a comerciar con artículos del juego por dinero en efectivo, solo sirve para demostrar que nuestras leyes de juegos de azar están tristemente desactualizadas", dijo.

"El próximo gobierno laborista traerá una nueva ley de apuestas que asegura que nuestras leyes sean aptas para la era digital y finalmente aborden la epidemia oculta de apuestas en Gran Bretaña", apuntó.

La directora ejecutiva de la Gambling Commission, Sarah Harrison, calificó a los sitios web sin licencia que permiten a los niños apostar en los videojuegos como "parásitos".

El informe ofrece una idea de hasta qué punto los jóvenes están expuestos a los juegos de azar: el 80% dice que vió anuncios en televisión y el 70% a través de las redes sociales.

"Es preocupante que los niños sigan siendo bombardeados con anuncios que promueven el juego a través de la televisión, online, y a través de las redes sociales", dijo Watson.

Marc Etches, el director ejecutivo de GambleAware, la principal organización para jugadores problemáticos, dijo que Gran Bretaña estaba "en gran peligro de ser sonámbula en una futura tormenta de salud pública por los daños relacionados con los juegos de azar".

Agregó que "los videojeugos con juegos de azar presentan desafíos reales en el futuro para el marco regulatorio actual. Hemos estado diciendo durante algún tiempo que nos preocupa la normalización de los juegos de azar para los jóvenes y este informe confirma eso".

Etches cuestionó por qué el libro verde del gobierno sobre seguridad en Internet, publicado el mes pasado, no aludía a los juegos de azar como un peligro online, pidiendo a los legisladores y reguladores que se "despertaran".

Expresó su preocupación por la falta de educación disponible para los jóvenes sobre los riesgos involucrados. "Que el 40% de los jóvenes que apuestan dicen que lo hicieron 'para ganar dinero' muestra exactamente por qué los conceptos erróneos de adolescentes sobre el riesgo y la probabilidad los dejan tan vulnerables", enfatizó Etches.

El informe encontró que cuatro de cada 10 niños dijeron que sus padres habían discutido los peligros de apostar con ellos, mientras que menos de uno de cada cinco había sido advertido de los peligros por parte de los maestros.

"Necesitamos mejores medidas de educación y prevención para dar a los niños la capacidad de recuperación para evitar daños relacionados con el juego", dijo Etches.

Los juegos de azar fueron objeto de una mayor observación luego de una revisión gubernamental de esta industria, que incluye una consulta continua sobre la jugada máxima permitida en los controvertidos terminales de apuestas de probabilidades fijas (FOBT, por sus siglas en inglés).

La revisión del Departamento de Cultura, Medios y Deportes prometió analizar la exposición de los niños al juego a través de las redes sociales, pero concluyó que había pocas pruebas que sugirieran que el aumento del número de anuncios de apuestas estaba teniendo un impacto en el juego problemático.

Informe completo de la Gambling Commission


 

 

Fuente:www.theguardian.com

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner