Nuevo Plan Para Ordenar Las Cuentas Del Hipódromo De La Zarzuela

Para subsanar la delicada situación en la que se encontraba el Hipódromo madrileño de la Zarzuela tras el cierre del ejercicio 2016, la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) y Loterías del Estado inyectaron la pasada semana 5.746.990 euros que servirán para reequilibrar las cuentas de ese centro hípico.

Paralelamente, hay un plan en el que se está trabajando que busca recuperar la rentabilidad en el medio - largo plazo, para que el hipódromo diga adiós a las pérdidas, según informa el diario digital El español.

El equipo de la presidente Faina Zurita, se encuentra trabajando ya en cerrar el documento, que contempla distintas líneas de actuación. La primera es la de aumentar el dinero que se recauda por las apuestas hípicas. En 2016 -últimos datos disponibles- se lograron 3,5 millones de euros, muy alejados de los más de ocho millones que se recaudaron en 2008.

Así que se trabaja ya en la puesta en marcha de una nueva apuesta hípica externa, en colaboración con Loterías, pero también en ofrecer la posibilidad de que las apuestas puedan hacerse a través del teléfono móvil. Es decir, que no sea necesario estar en el Hipódromo para apostar a una de las carreras que se celebren en él.

Además, se requerirá un mayor compromiso a los patrocinadores. Así que ya se preparó una nueva planificación que permita ingresar una mayor cantidad de dinero a través de esta vía.

El tercer punto afecta directamente a la gastronomía. Se están preparando nuevas licitaciones para mejorar la oferta de cara a las próximas temporadas. Existe la creencia, que ya se lleva aplicando varios años, de que el Hipódromo no debe ser sólo un centro para ver las carreras. Se busca también convertirlo en un espacio de ocio en el que pasar la jornada, lo que incrementaría la posibilidad de obtener mayores
ingresos por esta vía.

Líneas estratégicas de un plan con el que revertir unos números rojos que acumulan ya nueve ejercicios en negativo, si se suma el 2017 que cerrará también en pérdidas según las previsiones del Ministerio de Hacienda en los últimos Presupuestos Generales del Estado.

La historia del Hipódromo de la Zarzuela es la de un recinto cuyo auge estuvo en la década de los 80 y principios de los 90 del siglo pasado, pero que tuvo que cerrar sus puertas en 1996 con Enrique Sarasola como propietario tras ganar el concurso de explotación. Así permaneció hasta que en 2005 se decide su reapertura de la mano de la SEPI y Loterías y Apuestas del Estado, a quienes Patrimonio Nacional les adjudicó la concesión para su explotación.

Desde entonces los momentos más complicados llegaron en 2015 cuando un enfrentamiento con la Sociedad de Fomento de la Cría Caballar de España estuvo a punto de llevarse por delante al Hipódromo y a buena parte del sector de la hípica española. Discrepancias sobre quién debía ejercer las funciones de regulador de las carreras provocaron un año de parón, que arrasó las cuentas del Hipódromo de la Zarzuela, pero también provocó la huida de buena parte de las cuadras que se alojan en él.

Al cierre de 2016 había en el recinto 350 caballos, una actividad que permite dar empleo a cerca de 2.500 personas de forma directa e indirecta, sin contar con la restauración. Esos 350 ejemplares están lejos todavía de los 663 que se encontraban en sus cuadras en el año 2008.


 

 

Fuente:www.elespanol.com

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner