Gerard Piqué Cerró Su Empresa De Videojuegos

Gerard Piqué, jugador del Barcelona, ha decidido liquidar su empresa de videojuegos, Kerad Games. El futbolista lo hace después de que la compañía diese carpetazo a su juego estrella, Golden Manager, el pilar fundamental de su volumen de negocio. Luego de registrar pérdidas de hasta 2 millones de euros, el futbolista decidió no invertir más dinero en la empresa que administraba su padre, Joan Piqué Rovira.

La liquidación de Kerad Games pone punto y final a la aventura del defensa azulgrana en el negocio de los videojuegos y potencia, de manera paralela, su intentona en los eSports.

Porque Piqué, a través de su empresa Esports Media Rights, seguirá inmerso en sus proyectos de deportes electrónicos. Hace unos meses, eFootball.Pro, dentro de EMR, anunciaba un acuerdo con la firma de videojuegos Konami para crear una competición de eSports.

De hecho, buena parte de la treintena de trabajadores de Kerad Games se habría integrado en la plantilla de EMR. El traslado no ha supuesto en ningún caso un problema, ya que se encuentra en el mismo edificio de oficinas de Kerad.

EMR se encuentra empotrado dentro del grupo de inversión Kosmos, con el que Piqué pretende crear un modelo
alternativo de Copa Davis, apoyado por Rakuten y

Kerad Games había sido fundada a finales de 2011 con la intención de basar su trabajo en el diseño, producción y comercialización de juegos online.

Pero en ese tiempo apenas lanzó tres juegos y para celulares: Golden League, Trivia League y Stop Goal. El primero, un título similar al Footbal Manager, fue el que más éxito logró al contar con 10 millones de usuarios registrados en más de 200 países. Pero su amplia difusión no se tradujo en ventas para la compañía.

El año que mayor volumen de facturación consiguió Kerad Gemes fue 2015, con 1,2 millones. No obstante, los resultados han sido negativos en todos los balances financieros salvo en 2014, cuando ganó la módica suma de 5.663 euros.


 

 


 
Banner
Banner
Banner