Municipio Rechazó Exención Fiscal Al Casino De Gijón

El ayuntamiento de la ciudad española de Gijón rechazó aplicar exenciones o bonificaciones fiscales en el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) al Casino de Asturias. La edil de Hacienda, Ana Braña, basó su decisión en un informe que presentó en comisión a los grupos de la oposición y que viene firmado por la interventora municipal, Belén Grana, y la jefa del servicio de gestión de ingresos, Pilar López Bobo.

El informe, que fue encargado a petición de Ciudadanos para vincular la bonificación al mantenimiento del empleo en la sala, es totalmente desfavorable a la medida. El documento señala que dicha bonificación "no tendría el encaje legal necesario al considerarse que la actividad económica que desarrolla el Casino no puede ser declarada de especial interés o utilidad municipal".

Además, remarcan que "el establecimiento de dicho beneficio fiscal puede poner en peligro la suficiencia financiera de este Ayuntamiento, al ver reducidos sus recursos dada la posibilidad de poder acogerse a dicho beneficio fiscal otros sujetos pasivos que podrían beneficiarse solicitando la declaración de especial interés o utilidad municipal por concurrir circunstancias de fomento de empleo, sociales, culturales o histórico artísticas que justifiquen tal declaración".

Por lo que se refiere a la estimación económica que el establecimiento de dicho beneficio fiscal implicaría para las arcas municipales, el informe detalla que, según los datos del padrón fiscal del IAE, del ejercicio de 2017, la cuota tributaria del Casino ascendió a un total de 390.962 euros. El importe total de lo recaudado en 2017 por este impuesto fue de 9.160.714 euros.

Con las esperanzas puestas en que el Ayuntamiento atendiera a esta petición que ahora se frustra, el comité de empresa acordó con el Grupo Díaz Carbajosa el pasado
verano, mantener las ocho mesas de juego actuales hasta final de año (su planteamiento inicial era reducir la sala a tres mesas -una ruleta, una de póker y otra de black jack- y tragamonedas-, ya que tienen el IAE pagado.

La dirección del Casino también aceptó, con arreglo a las expectativas generadas, ampliar la apertura de la sala los fines de semana hasta las 4.30 horas de la madrugada. En virtud de este acuerdo se logró también reducir los despidos previstos. En vez de 39 puestos de trabajo de una plantilla de 74 personas se prescindió de 29 (19 personas con contrato indefinido y 10 eventuales). Además de los despedidos, 19 entraron en un ERE de reducción a mitad de la jornada.

El secretario del comité de empresa, César Fernández, recibió como un jarro de agua fría el veredicto municipal. Además advirtió de que esta decisión "condena al cierre tarde o temprano" de la sala, que, según Fernández, seguirá el mismo destino que la satélite de Oviedo, que cerró el pasado agosto. Incidió en que en ningún momento se pedía una exención total del impuesto de todas las mesas de juego, sino de algunas de ellas. "Ahora el Ayuntamiento recauda 390.962 euros de IAE por el Casino, pero pronto será cero", indicó. La plantilla se reunirá en próximas fechas para estudiar movilizaciones. "Parece que aquí solo te escuchan si no pintas medio Gijón, quemas neumáticos, pinchas ruedas de autobús y repartes panfletos", lamentó.


 

 

Fuente:www.elcomercio.es

 

 


 
Banner
Banner
Banner