Nueva Jersey Compite Con Pensilvania En Las Apuestas Deportivas

El dinero colocado por los jugadores en apuestas deportivas en el estado de Nueva Jersey llegó en diciembre a los 1.200 millones de dólares, pero el crecimiento del negocio en esa región estadounidense parece haberse frenado un poco, según muestran las últimas cifras publicadas por la División Estatal de Juegos de Azar de Nueva Jersey. La competencia del vecino estado de Pensilvania puede ser una causa de la desacelaración.

En diciembre, los ingresos por apuestas deportivas tanto físicas como online superaron los U$S 20,8 millones, según datos oficiales. La cifra reportada reflejó una disminución del 2 % con respecto a los ingresos de U$S 21,2 millones de noviembre.

El volumen de apuestas para el mes de diciembre fue de U$S 319,2 millones, un 3,4% menos que los U$S 330,7 millones que se apostaron en noviembre.

Las apuestas deportivas en Nueva Jersey obtuvieron una recaudación total de U$S 94 millones durante el período comprendido entre el 14 de junio -con el lanzamiento de las primeras instalaciones de apuestas deportivas en el Hipódromo de Monmouth Park y en el Casino Borgata- y el 31 de diciembre. Aunque haya habido un menor rendimiento del sector de las apuestas deportivas durante el último mes de 2018 (en comparación con los meses anteriores), la recaudación total del año pasado fue el gran impulsor de crecimiento dentro del mercado de apuestas.

Para el período comprendido entre mediados de junio y el 31 de diciembre se registraron U$S 1.247.290.341 en apuestas; una señal de que Nueva Jersey estaba empezando con buen pie en esta industria.

Aunque Pensilvania legalizara las apuestas deportivas mucho antes de la histórica decisión del Tribunal Supremo que anulaba una prohibición federal, el estado lanzó su primera casa de apuestas deportivas a finales de 2018.

A mediados de noviembre, el Hollywood Casino en el Penn
National Race Course se convirtió en la primera sala de juego en vivo con apuestas deportivas, seguido del Rivers Casino en Pittsburgh y SugarHouse Casino en Filadelfia a mediados de diciembre. Una cuarta instalación de apuestas deportivas se puso en marcha a principios de este mes en el Parx Casino en Bensalem, no muy lejos de Filadelfia y la frontera con Nueva Jersey.

Si bien es demasiado pronto para afirmar si las apuestas deportivas serán un punto de inflexión en la industria del juego de Pensilvania (todo apunta a ello), el estado podría haber comenzado a captar clientela de apuestas de su vecina Nueva Jersey.

SugarHouse Casino y su casa de apuestas deportivas no están muy lejos de la frontera con el estado y desde su lanzamiento trabajaron para mantener algo de dinero del juego dentro de Pennsylvania. La propiedad inició a captar apuestas justo a tiempo para el partido de Los Angeles Rams contra los Philadelphia Eagles, evento que ciertamente provocó un mayor volumen de apuestas en la ciudad natal de esta última franquicia.

Con el reciente lanzamiento de las instalaciones de apuestas de Parx Casino y el próximo lanzamiento en Harrah's Philadelphia y Valley Forge Casino Resort, ambas ubicadas en el área metropolitana de Filadelfia, la competencia por los clientes de apuestas ciertamente se intensificará entre Pensilvania y Nueva Jersey, y eso será se verá reflejado de forma inminente en sus ingresos.


 

 

Fuente:www.casinonewsdaily.es

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner