Casas De Apuestas Se Las Ingenian Para Eludir Restricciones

Las casas de apuestas del Reino Unido fueron acusadas de intentar hacer trampa con las nuevas limitaciones en el importe de las apuestas en los terminales de juego con probabilidades fijas (FOBT), luego de que una investigación de un periódico descubrió que se lanzaron juegos al estilo de la ruleta con altas apuestas, el mismo día en que entraron en vigor las restricciones en las máquinas.

Ayer se introdujo una reducción en las apuestas de las máquinas FOBT de £ 100 a £ 2, después de que el gobierno las calificara de "deterioro social", por las enormes pérdidas sufridas por los jugadores, algunos de ellos adictos.

Pero menos de 48 horas después de que el ente regulador del sector advirtiera a los bookmakers de las consecuencias de tratar de pasar por alto la ley, se acusó a las empresas de su intento de hacerlo. La Comisión de Juegos de Azar dijo el lunes que estaba investigando los nuevos productos ofrecidos.

Los nuevos juegos lanzados por los corredores de apuestas Betfred y Paddy Power provocaron la condena de los activistas, la ex ministra de Deportes Tracey Crouch y el líder adjunto, Tom Watson, quien los calificó de "FOBT por la puerta de atrás". William Hill está planeando un producto similar, pero aún no lo lanzó.

El ministro de deportes, Mims Davies, dijo: "Recortamos las apuestas de FOBT a £ 2 para proteger a las personas vulnerables de los daños relacionados con el juego, y los operadores deben respetar tanto la letra como el espíritu de ese cambio. Estamos observando muy de cerca para ver cómo reacciona la industria a esta medida y no dudaremos en actuar si vemos evidencia de daño".

Betfred comenzó a ofrecer un juego al estilo de ruleta ayer, a pesar de que se impusieron restricciones a las FOBT, y tras una fuerte acción de lobby de los corredores de apuestas, quienes advirtieron que 4.500 locales podrían cerrar y poner en riesgo 21.000 empleos.

El juego, llamado Virtual Cycling, permite a los jugadores apostar en un pedazo de papel obtenido en el mostrador del local, mostrando un gráfico similar a una mesa de ruleta. El juego cuenta con una apuesta máxima de £ 500, cinco veces lo que era posible en los juegos FOBT que ahora se prohibieron. Los jugadores apuestan cuando los competidores virtuales superarán a un ciclista animado que viaja por una pista, basándose en los números correspondientes a las secciones de la pista.

Un portavoz de Betfred dijo que "las apuestas para todos estos productos deben completarse en un comprobante de apuestas y entregarse en el mostrador, donde nuestro personal puede interactuar con los clientes mientras lo hacen. Estos no son juegos de máquinas, sino apuestas de venta libre".

Los números del 1 al 36 hacen eco de los que aparecen en la ruleta, al igual que la oportunidad de apostar en números impares o pares y en grupos de números.

Un empleado de una tienda de Betfred dijo al periódico The Guardian: "Acabo de llegar esta mañana. Realmente te recuerda a la ruleta".

El juego de Paddy Power se llama "Pick 'n' 36" y presenta una apuesta máxima de £ 100, el mismo nivel que las FOBT antes de las nuevas restricciones. Al igual que el juego de ciclismo virtual de Betfred, los jugadores apuestan a números entre 1 y 36, así como a otras eventualidades similares a la ruleta. Una pantalla de TV muestra los números "calientes" y "fríos", dando la impresión de que los números seleccionados no son aleatorios, una característica muy criticada por la organización benéfica GambleAware.

Un miembro del personal de una sucursal de Paddy Power describió el juego como la "nueva ruleta", y dijo que había estado a prueba en varias de las 320 tiendas de la compañía desde el lunes. Mientras que las apuestas son tan altas como las FOBT, los juegos son menos frecuentes, se ejecutan una vez cada tres minutos, en comparación con una vez cada 20 segundos.

El operador William Hill está probando un juego llamado Wonderball, que permitirá a los clientes apostar hasta £ 50 llenando cajas en un tablero de ruleta impreso. Luego se realiza un sorteo en las pantallas de televisión, con premios de hasta £ 25.,000 disponibles. Una boleta de apuestas, que se entregará a los clientes si el juego se lanza a nivel nacional, lo describe como un "evento de apuestas con probabilidades fijas".

"Es como la ruleta, pero el giro está en la pantalla del televisor", dijo un empleado de una tienda de William Hill al periódico británico, agregando que el juego aún no estaba disponible pero que probablemente se lanzaría pronto.

"Estamos comprometidos con la protección del jugador bajo nuestra ambición de" nadie perjudicado "y cualquier producto que podamos elegir lanzar se evaluará completamente desde este punto de vista y solo se lanzará después de un compromiso total con el regulador", dijo un portavoz de William Hill.

Todos los juegos cumplen técnicamente con las regulaciones sobre las FOBT, que cubren la ruleta de £ 100 en máquinas de autoservicio.

Pero los parlamentarios y activistas se alinearon para criticar a los corredores de apuestas por aparentemente tratar de eludir el espíritu de las reglas.

El ministro sombra de Cultura, Tom Watson, dijo que "estos nuevos juegos son un ejemplo bastante desgraciado de mala fe por parte de los corredores de apuestas involucrados. Parecen estar intentando engañar al sistema.

"La industria del juego luchó contra la reforma de las FOBT con uñas y dientes, sin aceptar nunca el terrible daño social que causaron. Claramente, no han aprendido ninguna lección: si no se reforman a sí mismos, un gobierno laborista está decidido a hacerlo por ellos", agregó.

La diputada Tracey Crouch, quien renunció como ministra de Deportes enojada por el retraso propuesto para las restricciones de FOBT, dijo que "cualquier intento de circunnavegar medidas que reduzcan el daño sería moralmente irresponsable. Si los corredores de apuestas hubieran asumido sus responsabilidades de protección del jugador más en serio, no habría sido necesaria la intervención del gobierno o del regulador".

Helen Venn, directora ejecutiva de la Comisión de Juego, dijo: "Conocemos estos productos y estamos investigando. Hemos sido extremadamente claros acerca de nuestras expectativas con respecto a cómo los operadores deberían implementar la reducción de intereses. Esta es la razón por la que hemos estado siguiendo de cerca los desarrollos y la semana pasada escribimos a los operadores para recordarles sus responsabilidades para garantizar que los consumidores estén protegidos. Donde veamos que las empresas no actúan responsablemente en respuesta a la reducción de intereses, no dudaremos en intervenir".


 

 

Fuente:www.theguardian.com

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner