Denuncian Al Jefe De Gobierno De Tenerife Por La Venta De Casinos

El partido español Podemos presentó hoy ante la Fiscalía Anticorrupción una denuncia contra el presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso (CC), por presuntos delitos de prevaricato y malversación en la tasación realizada para la venta de los tres casinos públicos.

La denuncia también fue presentada contra el director insular de Hacienda, Juan Carlos Pérez Frías, y los miembros del consejo de gobierno insular que aprobaron la venta de las salas de juego, explicó Julio Concepción, de Podemos y miembro del consejo de administración de Casinos de Tenerife.

Julio Concepción destacó que Casinos de Tenerife es la "joya de la corona" debido a que cada dos años da cinco millones de euros de beneficios, y agregó que al sacar a la venta las instalaciones por 24,9 millones de euros se podría causar un daño patrimonial de 18.692.200 euros.

El representante de Podemos dijo asimismo que esos 24,9 millones de euros se podrían amortizar en diez años, y de ese modo las más de 150 familias que dependen de Casinos de Tenerife mantendrían sus empleos estables y de calidad.

Concepción dijo que la denuncia se acompaña del dictamen de un economista que establece que la valoración que el Cabildo de Tenerife utilizó como base para la licitación es "muy inferior" a la que se debería tener en cuenta.

Comentó que quienes tenían la voluntad política de vender los casinos son quienes dieron la información de la situación de los casinos y aseguró que el problema de esta empresa es
la gestión hecha por Coalición Canaria y PSOE.

Como posibles irregularidades apuntó que en el informe se señala que en el valor de los casinos se excluye el del local de Playa de Las Américas, así como el las máquinas, y ambos conceptos, añadió, tienen una valoración de 12.208.000 euros.

En el informe también se indica que se inflaron los gastos de los casinos para así reducir su valor, y que esa acción se realizó de forma injustificada.

El valor de los casinos se establece en 43.797.200 euros en el informe, con lo que el daño patrimonial podría ser de 18.692.200 euros.

Por su parte el representante de la UGT en Casinos de Tenerife, Agustín Melián, acusó a Carlos Alonso de "orquestar" una venta que puede ser una merma de más de 18 millones de euros para el erario público.

Recordó que el sindicato presentó un recurso contencioso administrativo contra la decisión de vender los casinos, y afirmó que llegarán "hasta las últimas consecuencias" en un caso que, a su juicio, podría ser un "Teresitas II".

Agustín Melián explicó que el Cabildo de Tenerife pidió dos métodos de valoración a la empresa DBO y ésta solo utilizó uno, que "validó Carlos Alonso, quien despreció el segundo porque dice que es secundario", agregó.


 

 

Fuente:www.lavanguardia.com

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner