Nuevo México Rechaza Otro Hipódromo Con Casino

Lo reguladores de las carreras de caballos del estado de Nuevo México rechazaron otorgar una licencia para el sexto hipódromo con casino (establecimientos denominados racinos) en esa región etadounidense, después de meses de incertidumbre y millones de dólares gastados por los solicitantes.

En una junta programada regularmente por la Comisión de Carreras de Caballos de Nuevo México, la presidenta Beverly Bourguet dijo que el recién designado cuerpo decidió que no aprobaría otra licencia debido a que es "lo mejor" para el estado y los operadores existentes de hipódromos y casinos.

"No queremos tener un sexto hipódromo en este momento", dijo Bourguet. Aunque también señaló que la Comisión podría reabrir las solicitudes para otra licencia en el futuro.

Sin embargo, Bourguet comentó a la agencia Associated Press que la Comisión no planea reabrir el proceso pronto.

"No va a estar en la agenda en el futuro cercano", dijo.

La decisión siguió a unas designaciones a la Comisión por la gobernadora demócrata Michelle Lujan Grisham, una Comisión que anteriormente fue designada por la ex gobernadora republicana Susana Martínez, la cual aprobó la apertura del proceso para la solicitud de la sexta licencia, aunque esos miembros nunca seleccionaron al candidato.

Según los acuerdos que tiene el Estado con las tribus que operan los casinos, sólo seis racinos están permitidos en Nuevo México. Los cinco existentes se encuentran en Hobbs, Ruidoso, Farmington, Albuquerque y Sunland Park.

Los existentes operadores de racinos se opusieron a una sexta licencia preocupados de que pudiera socavar sus ingresos y cuestionaron si había suficiente mercado para apoyar otro recinto.

La invitación para que los solicitantes trataran de obtener una sexta licencia atrajo tres propuestas para establecer un racino al Este de Nuevo México, en la comunidad de Clovis.

Tucumcari, que se encuentra a lo largo de la histórica Ruta 66 en Nuevo México, fue la ubicación citada en las otras dos propuestas. Hidalgo Downs quería construir su racino en Lordsburg, cerca de los límites con Arizona.

Bourguet comentó que la Comisión vio todos los estudios de viabilidad de la Comisión anterior, pero concluyó que no estaban en posición de otorgar la licencia.

La representante republicana Candy Spence Ezzell, de Roswell, comentó que no entiende por qué la Comisión no pudo decidir sobre la licencia, tomando en cuenta el dinero que se gastó para estudiar el proyecto.

Jeff True, presidente y director general de Ruidoso Downs en Nuevo México, dijo que se sentía complacido de que la Comisión haya optado por no otorgar la sexta licencia.

Un nuevo racino en el área de Clovis "podría haberse 'comido' nuestros ingresos que provienen de nuestros visitantes de Texas. "Se hubiera construido en ese trayecto", dijo True.

Agregó que si la Comisión desea considerar la sexta licencia en el futuro, todos tendrán que tener "conversaciones honestas" acerca de las carreras de caballos en Nuevo México, lo cual podría incluir menos carreras.

"En este momento no tenemos caballos suficientes que puedan correr", dijo.


 

 

Fuente:diario.mx

 

 


 
Banner
Banner
Banner