Australia, Donde No Se Quieren Cobrar Los Premios De La Lotería

Ganar la lotería es el sueño de todos los apostantes en los juegos de azar. Quienes apuestan suelen estar pendientes de la hora del sorteo y rápidamente comprueban si su boleto ha resultado premiado o no, tanto mirándolo a través de internet como acudiendo a una administración de lotería. En Australia, al parecer, piensan de otra manera. Y es que la empresa The Lott, proveedora oficial de los juegos de azar en el país, ha hecho un llamamiento a los jugadores. “Revisen sus boletos viejos de lotería”. ¿La razón? Hay 12,3 millones de dólares australianos en premios (7,5 millones de euros) que no han sido aún entregados.

Increíble pero cierto, hay 23 australianos, según informa Nine News, que son en mayor o menor medida millonarios y que, presumiblemente, no lo saben. Según The Lott, existen 23 premios importantes, que suman los citados 12,3 millones de dólares australianos, que no se han reclamado ni cobrado.Actualmente hay 11 premios no reclamados en Nueva Gales del Sur por valor de más de 3,3 millones, 10 en Queensland por valor de más de 8,4 millones, uno en Victoria por valor de 446.898 dólares y otro en Australia Meridional por valor de 100.000.

Como estos boletos premiados no estaban registrados a través de, por ejemplo, suscripciones online, la proveedora de loterías no tiene forma de identificar a los ganadores o ponerse en contacto con ellos.

La portavoz de Lott, Bronwyn Spencer, ha instado a los australianos que juegan a la lotería a que hagan algo de limpieza y revisen los boletos antiguos que puedan tener por la casa, el coche o el lugar de trabajo. "Hemos tenido ganadores que se han presentado después de encontrar un viejo boleto en la parte trasera de un cajón, en la guantera del coche y en el lugar más recóndito del bolso", ha añadido. Y, para motivar a los posibles ganadores, ha puesto el
ejemplo de un reciente y feliz descubrimiento: "un jugador reclamó su premio meses después del sorteo tras darse cuenta de que su boleto había estado oculto, durante semanas, entre un montón de papeles en su mesa de la cocina".

Spencer ha aprovechado para recordar a los jugadores australianos que se registren, con lo que se evita el problema de los premios no cobrados y se permite a la compañía contactarlos directamente si ha ganado en la lotería. En Australia, la cantidad de tiempo que se tiene para reclamar un premio varía según el estado donde resida el apostante. Así, los habitantes de Queensland tienen siete años para cobrarlo, mientras que los de Nueva Gales del Sur tienen seis.

Los victorianos, por su parte, solo cuentan con seis meses para reclamar sus ganancias, de lo contrario éstas son entregadas a la Oficina de Impuestos del Estado. Aun así, pueden seguir reclamándolas, aunque lo harán directamente al organismo público. En Australia Meridional ocurre como en Victoria, aunque el plazo se eleva de seis a doce meses. Si no se ha cobrado, a partir de esa fecha, han de reclamarlo a la comisión de loterías de ese estado.


 

 

Fuente:www.elconfidencial.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner