China En Dificultades Para Detener La Propagación Del Juego Online

La plataforma de juego online del Guangdong Club -uno de los tantos sitios a los que acuden apostadores asiáticos- está trabajando a pleno ya a las 6.30 de la mañana de un lunes, mientras una corriente de apuestas colocadas en yuanes chinos fluye a través del portal. El sitio web, que acredita registro en Costa Rica, alberga operadores que ofrecen cientos de sesiones para juegos tan populares como baccarat y blackjack, loterías y apuestas deportivas, muchas de ellas en chino. Una sola mesa de baccarat puede atraer volúmenes de apuestas de 75.000 yuanes (U$S 10.500) en un juego de 30 segundos.

Esto permite a los chinos apostar sin viajar a Macao o Las Vegas. También es un problema creciente para el Partido Comunista de China, que dice que las transacciones están drenando cientos de millones de yuanes del país. Beijing considera que las apuestas son un vicio que alimenta los disturbios sociales, y la ley china prohíbe los juegos de azar en China continental, incluso en línea. Pero el anonimato que ofrece Internet hace que los apostadores chinos se congreguen en salas de juego digitales. Están impulsando el crecimiento en el sector de los juegos de azar online de Asia, que se espera que alcance ventas por U$S 24.000 millones este año, según el investigador de mercado Technavio.

Pekín inició a presionar a las jurisdicciones que permiten el juego online, incluidas Filipinas y Camboya, para cerrar la industria, una ambición que se vuelve más urgente a medida que la economía de China se desacelera y se enfrenta a una creciente guerra comercial con los Estados Unidos. Sin embargo, detener los negocios está resultando difícil, porque hay pocos incentivos para que estos países obstaculicen una industria lucrativa. "Se ha convertido en un negocio transfronterizo y es muy difícil que China lo procese", dijo David Lee, socio de la firma de abogados Lin & Partners con sede en Taipei, a la agencia Bloomberg.

El Guangdong Club alberga casinos virtuales que operan fuera de Camboya, así como otros con licencia en Filipinas, países donde se permiten sitios de juego que atienden a jugadores internacionales. Costa Rica, donde el sitio web del club dice que está registrado, no tiene un regulador de la industria o leyes que prohíban los casinos online que brindan servicios en el extranjero. El portal de Guangdong no contiene números de teléfono al cual contactar. "Muchas compañías de juegos en línea operan bajo el radar", dice Ben Lee, un socio gerente con sede en Macao en la consultora asiática de juegos IGamiX. "Hay muchos de ellos. Es como si China intentara golpear a un topo".

El gobierno chino ha vinculado una serie de problemas a los juegos de azar en línea, incluidos el fraude de telecomunicaciones y los ciudadanos que son atraídos a trabajar ilegalmente en Filipinas. Los sitios web permiten apuestas de tan solo 10 yuanes, por lo que están al alcance de los apostadores de bajos ingresos. Las salas de juego online también amenazan con atraer a los apostadores lejos de Macao, la única ciudad bajo control chino donde los casinos están permitidos (aunque el juego en línea aún está prohibido). El Guangdong Club tiene un logotipo que se asemeja al de un operador de viajes de Macao llamado Guangdong Group, pero la compañía de Macao dice que no tiene relación con la plataforma de juego.

Los jugadores en el sitio de Guangdong Club pueden depositar dinero y recibir sus ganancias a través de cuentas en varios bancos chinos, incluidos algunos de los más grandes del país, como Bank of China Ltd. y Industrial & Commercial Bank of China Ltd., según el sitio web del club.

Muchas plataformas también permiten a los jugadores utilizar los populares sistemas de pago en línea de Tencent Holdings Ltd. y el Grupo de Servicios Financieros Ant del multimillonario Jack Ma. Los sistemas de pago han estado dispuestos a hablar sobre cómo están ayudando al esfuerzo del gobierno para frenar el juego en línea. En las últimas semanas, algunos operadores virtuales han advertido a los jugadores que la aplicación WeChat de Tencent y Alipay de Ant Financial han endurecido los controles.

En un comunicado, Tencent dijo que toma medidas para ayudar a identificar riesgos transaccionales y actuar contra aquellos que intentan usar su sistema para juegos ilegales. Ant Financial dice que usa un motor de riesgo impulsado por inteligencia artificial para interceptar transacciones sospechosas y tiene cero tolerancia para los juegos de azar online. Cuando se confirma que un comerciante está involucrado en juegos de azar, Alipay limita su capacidad de cobrar el pago, deja de trabajar con él e informa el caso a la policía.

China está ganando algunas concesiones de sus vecinos. En respuesta a la presión de Beijing, Camboya ha dicho que no emitirá nuevas licencias de juego en línea y que no renovará las existentes cuando expiren.

La mayor parte del retroceso de China se ha dirigido a Filipinas, donde los sitios de apuestas en línea han contribuido a un pequeño auge económico. Luego de los llamados de China para una represión, Filipinas ha dicho que dejará de aceptar solicitudes de nuevas licencias al menos hasta fin de año. Eso es menos que la prohibición total que China quiere ver.

El presidente Xi Jinping mencionó el juego online en agosto cuando se reunió con el presidente filipino Rodrigo Duterte, quien desde entonces rechazó el llamado a la prohibición. Filipinas no está interesado en medidas drásticas que tengan un efecto adverso en la economía y que, en cambio, regulen el sector, dijo Chito Sta. Romana, el embajador de Filipinas en China, en una entrevista televisiva de Bloomberg el 30 de agosto.

Mientras tanto, el trabajo continúa en Manila en dos centros de casino online multimillonarios destinados a albergar operaciones y trabajadores. "Somos legales, garantizamos el juego limpio", dijo Andrea Domingo, jefe de la agencia de juegos filipina, en un discurso reciente en un evento de la industria, y agregó que los casinos en línea "están aquí para quedarse".


 

 

Fuente:www.bloomberg.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner