Blindaje Jurídico Para Los Principales Directivos De Codere

La empresa española del sector del juego Codere otorgó blindaje jurídico a sus dos principales directivos -el director general Vicente Di Loreto y el director financiero Angel Corzo- y a Lucia Sumalo, vicesecretaria del consejo, dos semanas antes de anunciar que había detectado inconsistencias de hasta 20 millones de euros en sus cuentas del primer semestre del año.

La multinacional española de juego, que no ha querido comentar esta información -indica el medio Vozpópuli- celebró el 23 de septiembre un consejo de administración, vía telefónica, en el que se aprobó dar cobertura jurídica a los tres directivos mencionados. De acuerdo a fuentes conocedoras de aquella reunión, el grupo les concedió pagar su defensa ante cualquier posible demanda.

La medida se aprobó unos días antes de que, el 7 de octubre, Codere anunciara a la Comisión Nacional del Mercado de Valores que había detectado "inconsistencias" en la comunicación de los resultados publicados este año de sus filiales en Panamá, México y Colombia, que tendrían un impacto de entre 13 y 18 millones de euros.

El grupo controlado por los fondos estadounidenses Prudential y Silverpoint -suman algo más del 40% del capital- admitió en su comunicado al mercado del 7 de octubre que el impacto de esas "inconsistencias" reduciría la previsión de Ebitda Ajustado para el ejercicio actual en aproximadamente 20 millones.

La compañía aseguró que de las "investigaciones preliminares realizadas hasta el momento" no se habían detectado "salidas de caja inapropiadas", indicando que se trataría de un"incidente aislado", que sólo afectaría "a los
resultados de esas filiales en este ejercicio".

Sólo tres días antes de que el grupo de juego aprobara ese blindaje jurídico para los tres directivos, la encargada del área jurídica de la compañía, Sagrario Fernández, abandonó su cargo para fichar por la cadena de supermercados DIA, como informó Vozpópuli.

Codere tiene previsto celebrar hoy el consejo de administración en el que se abordará la investigación en marcha sobre el agujero de 20 millones de euros en las filiales indicadas y la posible salida de directivos.

La reunión se produce en un momento de máxima tensión entre sus principales accionistas. La familia Martínez Sampedro, con el 15% del capital, fundadora de Codere, reclama el lanzamiento de una OPA por parte de los fondos estadounidenses sosteniendo que actúan de forma concertada, habiendo presentado demandas en tribunales españoles y estadounidenses, y también ante la CNMV.

En enero de 2018, Silverpoint y Prudential retiraron de la presidencia y vicepresidencia a los hermanos José Antonio y Javier Martínez Sampedro, quienes este año se vieron obligados a dejar el consejo de administración. En los últimos trimestres se negaron a firmar las cuentas del grupo advirtiendo deficiencias en su comunicación.


 

 

Fuente:www.vozpopuli.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner