Loterías Y Apuestas Del Estado Homenajea Al Museo Del Prado

Con el patrocinio de Loterías y Apuestas del Estado de España (Selae), el Museo Nacional del Prado en el marco de la celebración del Bicentenario propone hasta el 14 de enero, un nuevo acercamiento a su colección permanente a través de un recorrido por una selección de diez de las capillas de Lotería Nacional dedicadas a sus obras.

El Museo Nacional del Prado y Selae invitan al visitante a recorrer la colección del museo madrileño desde una nueva perspectiva a través de diez elementos museográficos que alojan una selección de capillas de Lotería Nacional. Cada capilla está ilustrada con la imagen de una obra de la colección permanente del Museo y la más antigua data de 1960.

Con esta iniciativa Loterías refuerza su compromiso con la cultura, homenajeando al Museo Nacional del Prado en su Bicentenario, y pone en valor tanto la tradición como el arraigo que tiene la Lotería Nacional en nuestro país en los ámbitos social y cultural.

En la selección del itinerario predominan los retratos. Brilla de manera especial El pintor Francisco de Goya de Vicente López, convertido en la imagen icónica del genio aragonés pese a sus numerosos autorretratos. Goya posa con una paleta muy elegante con gabán y levita. El cuadro se pintó en 1826 cuando ya vivía en Burdeos pero tuvo que ir a Madrid a arreglar unos papeles para reclamar su pensión como pintor de corte.

La muestra incluye dos espléndidas figuras femeninas de Federico de Madrazo, La condesa de Vilches, que ilustró el sorteo del 20 de noviembre de 1993, y La marquesa de Montelo que fue elegida para el sorteo del 14 de abril de 1960.

Como retrato anónimo destaca El Viejo desnudo al sol de
Fortuny, que el pintor realizó como un estudio de luz de una obra de Ribera, e ilumina la capilla del sorteo del 21 de agosto de 1993.

La pintura histórica también se asomó a los décimos de Lotería, un fragmento de Doña Isabel la Católica dictando su testamento de Eduardo Rosales se puede ver en boleto del sorteo del 24 de julio de 1993, mientras que un dibujo capta un detalle del gesto de Juana la loca ante el cádaver de Felipe el Hermoso en la Demencia de doña Juana de Castilla de Lorenzo Vallés (sorteo del 15 de septiembre de 1960).

El itinerario reserva una pequeña joya para el final: Los pequeños naturalistas de José Jiménez Aranda (sorteo del 25 de agosto de 1972) en el que tres niños y una niña observan un insecto. Es la capilla favorita de María Luisa Cuenca, jefa del archivo del museo, por su singularidad, el cuadro se dibuja en horizontal y ocupa la mayoría de la superficie del billete, en lugar de limitarse a una hornacina vertical.

El broche de oro es una espléndida tela de Sorolla: ¡Aún dicen que el pescado es caro! que la responsable del archivo histórico del Museo de Loterías y Apuestas del Estado, Amalia Yuste, define como "una sagrada familia profana, con el cuerpo del joven pescador herido como si fuera un descendimiento" -ilustró el sorteo del 14 de agosto de 1993-. Un par de veteranos intentan restañar las heridas de un compañero en la bodega del pesquero. El pintor valenciano realiza una acertada crítica social, denuncia la precariedad y los accidentes laborales. Nada nuevo bajo el sol.


 

 

Fuente:www.rtve.es

 

 


 
Banner
Banner
Banner