Gobierno Danés Aumenta Tributos Al Juego En Línea

El gobierno de Dinamarca aumentará el impuesto pagado por los operadores de juegos online al 28% por ingresos brutos, con lo cual se prevé recaudar 150 millones de coronas (U$S 22,3 millones) en nuevos ingresos fiscales.

El aumento de impuestos, que entrará en vigencia a partir de 2021, hará que la tasa de impuestos aumente del 20% que rige desde que el mercado de juego en línea fue regulado en el país en 2012.

Para las apuestas y los juegos, el gobierno señaló que el impuesto para las apuestas y los juegos online era más bajo que el impuesto a los casinos y máquinas de juego presenciales. Los casinos pagan un impuesto sobre ingresos brutos del 45% y un 30% adicional sobre los ingresos superiores a DKK 4 millones. Mientras tanto, las máquinas de juego pagan un impuesto del 41%, más un 30% sobre los ingresos superiores a DKK 4.000 para máquinas instaladas basadas en restaurantes, y el mismo gravamen sobre los ingresos superiores a DKK 250.000 en salas de slots.

El aumento se debe a sus esfuerzos para regular mejor el mercado, así como para proporcionar fondos adicionales para el tratamiento de problemas con el juego, agregó el gobierno.

El gobierno minoritario liderado por el Partido Socialdemócrata de Dinamarca, que fue elegido en junio de este año, obtuvo el respaldo de otros partidos de izquierda
como la Alianza Rojo-Verde, el Partido Popular Socialista y el Partido Social Liberal para aprobar el presupuesto.

Se enfoca en generar ingresos adicionales para el cuidado de la salud, la educación y el sistema de bienestar del país, así como en crear el Fondo Green Future, que invertirá en negocios e iniciativas amigables con el medio ambiente.

El aumento de impuestos se produce después de que los operadores introdujeron voluntariamente un nuevo código de conducta, que establece una serie de normas mínimas para la publicidad y la protección de los jugadores. Introducido a partir del 1 de julio de este año, fue desarrollado por la Asociación Danesa de Juegos en Línea (DOGA), el operador de tragamonedas Dansk Automat Brancheforening y el grupo de operadores de casinos Dansk Kasinoforening y el Royal Casino con sede en Aarhus.

Si bien las regulaciones danesas fueron aclamadas durante mucho tiempo como un ejemplo a seguir por otras jurisdicciones reguladoras, los resultados recientes muestran que el mercado comenzó a declinar. En el tercer trimestre del año, por ejemplo, los ingresos cayeron marginalmente a DKK 1.610 millones, como resultado de la caída de las contribuciones de las apuestas deportivas y las máquinas de juego presenciales.


 

 

Fuente:www.igamingbusiness.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner