Hard Rock Avanza En Su Megacomplejo De Tarragona

La empresa de origen estadounidense Hard Rock International se comprometió a desbloquear antes del 5 de mayo su proyecto de complejo de ocio y casino en el Centro Recreativo y Turístico (CRT) de Vila-seca y Salou, junto a PortAventura, en Tarragona. Antes de esa fecha debe hacer efectiva la compra de los terrenos, propiedad de una filial de Criteria -Mediterranea Beach & Golf Community-, por un importe de 120 millones de euros.

El gobierno catalán autoriz{o el martes al Incasòl a adquirir por EUR120 millones a Criteria los terrenos, y a venderlos en el mismo acto a Hard Rock.

El acuerdo aprobado ordena en primer lugar al Incasòl a que, una vez se cumplan los requisitos y términos previstos en la escritura de compraventa, se adquiera a Mediterranean Beach & Golf Community brazo inversor de La Caixa, esos terrenos.

En segundo lugar, el acuerdo ordena al Incasòl que venda inmediatamente esos mismos terrenos por el mismo importe a Hard Rock.

Al tratarse de una venta en unidad de acto, si no se produce la venta tampoco la compra previa de los terrenos, aclaró la Generalitat.

Con este calendario, la gestión llegará dos años después de que la Generalitat de Cataluña autorizase a la multinacional estadounidense el proyecto -adjudicado en junio de 2017-, denominado Hard Rock Entertainment World.

Fue la única candidatura, con una propuesta para construir un casino, dos hoteles, una zona comercial al aire libre, espacios de restauración e instalaciones para espectáculos en directo que permitirán conciertos para más de 15.000 personas.

La multinacional impulsada por la tribu india semínola de
Florida cuenta con aliados como Value Retail y PortAventura para un proyecto que prevé una inversión total de 2.000 millones de euros, aunque la primera fase serán 700 -con un impacto económico local estimado en 1.300 millones-.

Hard Rock Entertainment World prevé atraer a dos millones de visitantes anuales y crear más de 11.500 empleos en su construcción y hostelería, según los cálculos de sus impulsores realizados en el momento de la autorización.

El gobierno catalán aprobó el martes autorizar al Incasòl -empresa de la Generalitat- a adquirir y vender los terrenos por los citados 120 millones, actuando de intermediaria entre Criteria y Hard Rock, en una operación consecutiva de compraventa, de forma que si Hard Rock finalmente no comprase el solar, el Ejecutivo autonómico tampoco lo adquiriría a Criteria.

El complejo de Hard Rock toma el relevo de la idea original conocida como Bcn World, anunciada a bombo y platillo en septiembre de 2012 por la Generalitat y el empresario Enrique Bañuelos -que protagonizó la primera gran caída inmobiliaria de la crisis en España con Astroc y se desvinculó del proyecto en 2014-. En aquel entonces, el gobierno catalán preveía otorgar hasta seis licencias para casinos, que luego fueron menguando. El proyecto actual todavía está pendiente de algunos trámites urbanísticos.


 

 

Fuente:www.eleconomista.es

 

 


 
Banner
Banner
Banner