Sorprendente Subida Del 150% De Las Acciones De Codere

La Comisión Nacional del Mercado de Valores de españa(CNMV), inició una investigación para conocer a qué responde la repentina subida de las acciones de la multinacional del sectyor del juego Codere en bolsa. La cotización de la empresa se disparó un 150% con un fuerte volumen de negociación, mientras el grupo estructura un plan de salvataje para hacer frente a la situación generada por el parate ocasionado por el covid-19, que obligó a suspender actividades en todos sus salones.

Las acciones de Codere pasaron de cotizar a 0,90 euros a hacerlo a 2,27 en apenas cinco sesiones. Unas jornadas en las que cambiaron de mano 12,81 millones de títulos, cerca del 11% del capital. Un movimiento insólito en una compañía que apenas intercambia entre 10.000 y 20.000 acciones diarias de media, con picos excepcionales de 100.000.

Una falta de liquidez -indica el medioi El Confidencial-, que se explica porque Codere cuenta con las llamadas acciones libres, que representan el 2% de todas las que se pueden comprar y vender, y las llamadas restringidas, el 98% restante, que impiden a sus propietarios deshacerse de ellas en el mercado, tras el acuerdo de refinanciación alcanzado entre finales de 2014 y principios de 2016. Según fuentes financieras, algunos inversores podrían haberse deshecho de una parte de estos títulos, que teóricamente no pueden vender. La liquidez extra en un mercado tan estrangulado habría disparado el precio de las acciones de Codere.

Buena parte de estos títulos está en manos de la familia Martínez-Sampedro, los anteriores máximos accionistas de la firma hasta la citada reestructuración de 2014. Los empresarios madrileños pasaron de tener el 70% del capital a quedarse con un 2,2%, con un derivado que les permitía alcanzar hasta el 19,58% a través de unos 'warrants'. Los fondos oportunistas que se quedaron con casi el 80% restante tampoco están autorizados a disponer de las acciones.

La espectacular subida de más del 150% llega después de que la cotización tocase mínimos históricos por las dudas sobre su capacidad para seguir operativa. El cierre durante tres meses de sus saldas de juegos y bingos llevó a Codere a tener que pedir un crédito urgente de 100 millones de euros con los que afrontar el impacto del covid-19, tras amagar con no pagar el cupón de sus bonos que venció en abril. La empresa lo abonó a finales de mayo y eludió el default o concurso de acreedores.

Ahora, según las mismas fuentes consultadas por El Confidencial, además de buscar esa liquidez, Credit Suisse y Bank of America, los dos bancos asesores, tratan de llegar a un acuerdo para refinanciar de forma integral toda la deuda del grupo, que asciende a unos 800 millones de euros. Un acuerdo a largo plazo que dé estabilidad a Codere, que llegó a cotizar a menos de una vez su beneficio operativo o ebitda, cuando la media del sector es de seis veces.

En los tres primeros meses del año, Codere, cuya solvencia fue rebajada a bono basura, perdió 97,1 millones de euros, lo que supone multiplicar por más de 11 los números rojos del mismo periodo del ejercicio anterior. El grupo obtuvo unos ingresos operativos durante este periodo de 278,5 millones de euros, un 21,3% por debajo del año anterior, como consecuencia del cierre temporal del negocio presencial por motivo de las medidas restrictivas frente al coronavirus impuestas en todos sus mercados desde el pasado 8 de marzo.


 

 

Fuente:www.elconfidencial.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner