Fondos De Odebrecht Pagaron Cuentas De Casinos De Las Vegas

Según una investigación de la Unidad de Inteligencia Financiera de México (UIF), entre los millones de dólares que la constructora brasileña Odebrecht movió en ese país, vía su relación con Emilio Lozoya, también se utilizaron para pagar cuentas en casinos de Las Vegas, Nevada, ecoturismo y joyerías.

Los dólares llegaron hasta los exclusivos centros de apuestas de Las Vegas The Mirage Casino Hotel, donde se gastaron 35 mil dólares, y al MGM Grand Hotel, donde se pagaron cuentas por 105 mil dólares, según la investigación de la dependencia que encabeza Santiago Nieto, y que cita el diario Milenio.

El Departamento de Justicia de los Estados Unidos, junto con otros 10 países más de América Latina inició una investigación sobre la Odebrecht, en la que se detalla que la misma habría realizado sobornos, a presidentes, expresidentes y funcionarios del gobierno de 12 países: Angola, Argentina, Brasil, Colombia, Ecuador, Estados Unidos, Guatemala, México, Mozambique, Panamá, Perú, República Dominicana y Venezuela,1 durante los últimos 20 años, para obtener beneficios en contrataciones públicas.

De acuerdo con la investigación, desde las cuentas bancarias 0588880982, de Banorte; la 1820778, de Monex, y la 0172268949, de BBVA Bancomer, se realizaron 62 transferencias a diferentes beneficiarios por 17 millones de dólares y por 5.310.666 pesos.

La UIF detectó transferencias de dichas cuentas entre julio de 2013 y junio de 2017 que tuvieron como destino las joyerías Novell Studio Inc., dedicada a sortijas de compromiso, con 21.500 dólares; Helzberg Diamonds, con 13.530 dólares, y Deutsch Deutsch con 3.897 dólares.

También se pagaron clases de aviación en el simulador Cae Simuflite Inc. de Richmond, en Estados Unidos, por 19.698 dólares, recorridos de pesca de Marlin en Parker DBA Marlin Magic Lures de Honolulu por 2.771 dólares y hasta la realización de un encuentro de golf en el Tournament Promotions Inc. por 8.714 dólares.

Asimismo se pagó a la sociedad texana Ainara Investments 680 mil dólares, a la inmobiliaria panameña PTY Properties LLC 579.168 dólares, y a la aseguradora Bupa Insurance Company 53.006 dólares. A la compañía de sociedad de responsabilidad limitada con sede en Inglaterra, New Millennium I. Investments se realizaron 112 transferencias internacionales por 6 millones de dólares. A la Constructora Internacional del Sur S A de Costa Rica tres transacciones por 3.800.000 dólares, a Generador Inc. una transferencia por 2.900.000 dólares y a la empresa fantasma, Innovation Research Engineering and Development LTD por 1.200.000 dólares, que era intermediaria para llevar a cabo las transferencias realizadas por Meinl Bank Antigua Limited a Blunderbuss Company de México. También se giraron 30 cheques a nueve personas por 5.310.686 pesos, que fueron pagados en efectivo del 26 de marzo de 2010 al 2 de
octubre de 2012.

El dinero provenía de Odebrecht Ingeniería y Construcción de México domiciliada en Ciudad de México bajo el RFC OIC151203HM2, dedicada a la "construcción, extracción de petróleo crudo y gas natural".

La filial de la brasileña en México tenía 28 cuentas en diferentes bancos, como Banamex, Banco del Bajío, Casa de Bolsa Base, HSBC, Santander, CI Banco y Banorte. Desde éstas se transferían cientos de pagos, entre otros, a Odebrecht Servicios, que recibía recursos en dólares y era el camino directo a la empresa TTG Consultores S.C, con domicilios en Tamaulipas y Nuevo León, dedicada a servicios de "auditoría y contaduría".

De acuerdo con la UIF, Odebrecht Servicios pagó a TTG Consultores SC sobornos por 3.754.000 dólares entre agosto de 2010 y febrero de 2011. TTG Consultores tiene como apoderado/representante a Julio César Flor García y a Beatriz Isabel Treviño de la Cerda, así como a José Francisco Ríos Ávila como "firma autorizada" que se encargaban de distribuir el dinero proveniente de Odebrecht en las 24 cuentas de la firma.

Uno de los principales beneficiados fue el abogado fiscalista José Luis Terán Álvarez, presidente de la Asamblea de Asociados del Instituto de Estudios Superiores de Tamaulipas (IEST), perteneciente a la red de universidades Anáhuac.

De acuerdo con la UIF, el litigante es fundador de García Terán & Torres Asociados, el cual realizaba trabajos de auditoría y administración para Odebrecht, en la Sociedad de Propósitos Múltiples Xalapa, que en 2013 impulsó con el gobierno del entonces mandatario de Veracruz, Javier Duarte.

El periódico Milenio publicó esta semana que Odebrecht y Duarte acordaron construir una presa en la comunidad de La Antigua, a cambio del apoyo de la firma brasileña a la campaña a gobernador. Terán Álvarez operó una red de 12 empresas fantasma de Veracruz; una de ellas es Blunderbuss Company de México, que fue utilizada por el departamento de sobornos de Odebrecht para triangular 6.112.000 dólares entre bancos de Panamá, la isla de Antigua, EU y México.

Blunderbuss Company de México está dedicada a la "construcción de vías de comunicación" y desde sus cuentas de Banorte, Monex y BBVA Bancomer se realizaron 62 transferencias a diferentes beneficiarios por 17 millones de dólares y por 5.310.666 pesos, que llegó a casinos en Las Vegas, joyerías, ecoturismo, clases de pilotaje y pago de seguros, entre otros.


 

 

Fuente:www.milenio.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner